Boletín

El Papa expresa sus condolencias por las 14 víctimas del submarino ruso

La tragedia se produjo por un incendio en el submarino nuclear de la armada rusa según apunta la investigación

El Papa expresa sus condolencias por las 14 víctimas del submarino ruso

 Vatican News

Vatican News

Agencia de noticias del Vaticano

JULIA LÓPEZ

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 13:21

Catorce marineros rusos perdieron la vida por un incendio que se produjo en uno de los submarinos de investigación de la armada rusa, por lo que el Pontífice ha querido mandar “sus condolencias y su cercanía a las familias de las víctimas y a los afectados por esta catástrofe”.

El director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Alessandro Gisotti, aseguró a los periodistas que el Papa Francisco había sido informado de los hechos ocurridos este lunes y lamentaba la tragedia. Además, el presidente ruso, Vladimir Putin, se reunirá el próximo 4 de julio con el Papa Francisco en el Vaticano como parte de su viaje programado a Italia.

Según ha indicado en un comunicado el Ministerio de Defensa ruso, el accidente del submarino en aguas de Rusia, concretamente en el Mar de Bárents, mientras realizaba labores de investigación del fondo marino. El aparato se incendió y los catorce marineros fallecieron por intoxicación con humo y gases tóxicos.

Accidente

Mientras que el aparato ha sido rescatado y se encuentra en la base naval rusa de Severomorsk, se siguen investigando las causas del accidente.

Los marineros murieron asfixiados a causa del humo resultante de la combustión. El dispositivo donde se produjo el suceso estaba situado en la base naval rusa de Severomorsk, próximo a Murmansk, puerto ubicado en el extremo noroeste del país.

Dicho sumergible, está enfocado para así poder estudiar todo lo que corresponde al espacio natural y lo que tenga que ver con el fondo de los océanos para la Marina de Rusia, que está tratando de esclarecer el incidente.

Según ha confirmado el medio ruso RBC, el incendio y con ello la intoxicación, tuvo lugar el pasado 1 de julio a las 20.30, aproximadamente, y afectó a la tripulación del submarino nuclear AS-12, que llevaba consigo dicho sumergible destinado al descenso de aguas profundas.

Según la nota oficial, recogida por la agencia de noticias Sputnik, el fuego, finalmente ha sido extinguido por la tripulación.

Según ha informado el Ministerio de Defensa, el centro de combustión en el barco se eliminó solo gracias al trabajo llevado a cabo por la tripulación. “Durante la realización de unas pruebas de batimetría estalló un incendio, y como resultado, catorce submarinistas fallecieron por intoxicación con humo”, ha señalado el Ministerio.

Este ha sido el mayor accidente ocurrido en un submarino ruso desde el año 2008, cuando una fuga de gas en el submarino nuclear Nerpa acabó con la vida de veinte personas e hirió a otras veintiuna. Además, en agosto del año 2000, el submarino nuclear Kursk se hundió en el fondo del mar de Barents, un sector del océano Ártico, después de dos explosiones, acabando con la vida de 118 hombres a bordo.

Lo más