Boletín

El Papa dedica un cariñoso mensaje en plenos ejercicios espirituales a un cardenal fallecido

Ha asegurado que estuvo "atento a los desafíos de la Iglesia contemporánea" y que fue un "celoso pastor" que sirvió a la Iglesia "con dedicación"

El Papa dedica un cariñoso mensaje en plenos ejercicios espirituales a un cardenal fallecido

VATICAN MEDIA / HANDOUT

  • item no encontrado

Europa Press

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 19:11

El Papa Francisco ha dedicado unas cariñosas palabras al Arzobispo Emérito de Malinas-Bruselas en Bélgica, Cardenal Godfried Danneels, fallecido el jueves 14 de marzo. Ha asegurado que estuvo "atento a los desafíos de la Iglesia contemporánea" y que fue un "celoso pastor" que sirvió a la Iglesia "con dedicación".

Francisco ha dejado de lado por un momento sus ejercicios espirituales -a los que asiste del 11 al 15 de marzo- para enviar el pésame al actual arzobispo de Malinas-Bruselas, Cardenal Jozef De Kesel. En el mensaje, además de expresar sus "sinceras condolencias" a la familia, a los obispos de Bélgica, al clero, a las personas consagradas y a todos los fieles afectados por este duelo, el Papa ha calificado al purpurado fallecido como un "celoso pastor".

"Sirvió a la Iglesia con dedicación no solo en su diócesis sino también a nivel nacional como presidente de la Conferencia Episcopal de Bélgica, mientras que era miembro de varios dicasterios romanos", ha destacado.

El Papa ha asegurado que el Cardenal Danneels fue "atento a los desafíos de la Iglesia contemporánea" y ha recordado también que participó "activamente en varios Sínodos de los Obispos, incluidos los de 2014 y 2015 sobre la familia".

Así, ha pedido a "Cristo, vencedor del mal y de la muerte, que lo reciba en su paz y en su alegría" y ha enviado su bendición apostólica a los familiares del difunto cardenal, a los pastores, los fieles "y todas las personas que participarán en la celebración del funeral".

El Cardenal Godfried Danneels nació en Bélgica el 4 de junio de 1933. Fue ordenado sacerdote en 1957 y enseñó teología por varios años. En 1977 fue nombrado Obispo de Amberes por San Pablo VI y dos años después, San Juan Pablo II lo nombró Arzobispo de Malinas-Bruselas y Primado de Bélgica.

En 1980 fue nombrado también Ordinario militar para Bélgica. Fue Presidente de la Conferencia Episcopal de Bélgica durante treinta años, desde 1980 a 2010. San Juan Pablo II lo creó Cardenal en el Consistorio de 1983, asignándole el título presbiteral de la Iglesia de Santa Anastasia.

El 18 de enero de 2010 el Papa Benedicto XVI aceptó su renuncia al gobierno pastoral de la Archidiócesis de Malinas-Bruselas por límite de edad y un mes después dejó también el ordinariato militar.

Lo más