CATEQUESIS DEL PAPA

El Papa en la audiencia general: "pidamos al Señor: ¡enséñanos a rezar!"

En la audiencia general, El Papa Francisco ha pedido que elevemos esa petición al Señor en esta Primera Semana de Adviento

 

  • item no encontrado

Redactor cope.es

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 19:10

El Papa Francisco en la audiencia general ha elevado la voz: "pidamos al Señor: ¡enséñanos a rezar!". El Santo Padre ha comenzado así el ciclo de catequesis sobre el "Padrenuestro" que coincide con la primera semana del tiempo de Adviento.  Después de leer el Evangelio, el Pontífice ha comenzado su catequesis en la audiencia general con la imagen de Jesús orante: “Jesús rezaba”, dijo.

"Los evangelios nos presentan a Jesús como un hombre que rezaba. Si bien experimentaba la urgencia de predicar y de salir al encuentro de la multitud, buscaba momentos de soledad para rezar».

El Papa Francisco en la audiencia general: Jesús libre y peregrino en la oración

El Papa Francisco ha subrayado en la audiencia general que el recorrido del Evangelio nos enseña a un Jesús que tiene predilección por la oración por encima de las expectativas que tenían de Él. Mientras a Cristo lo rodeaban multitudes de enfermos que querían que los curara, el Papa ha afirmado que, por la noche, el Señor se dedicaba a la oración

"Él se 'desvincula'. No termina siendo 'rehén' de las expectativas de quienes lo han elegido como líder, algo que 'constituye un peligro de los líderes'. Y ¿por qué? Porque Jesús no debe echar raíces, sino seguir siendo continuamente un peregrino por los caminos de Galilea. Y también, peregrino hacia el Padre,'en camino de oración'", ha predicado.

La vida de Jesús, marcada por la oración

Francisco ha insistido en que al mirar la figura de Jesús en el Evangelio, el cristiano se encuentra a un Jesús que da una importancia vital a la relación con el Padre. Tanto es así que,  “parece que es ante todo la oración de Jesús, su intimidad con el Padre, la que lo gobierna todo”, ha dicho el Papa. 

"Para él, la oración era entrar en la intimidad con el Padre, que lo sostenía en su misión, como sucedió en Getsemaní, donde recibió la fuerza para emprender el camino de la Cruz. Toda su vida estaba marcada por la oración, tanto privada como litúrgica de su pueblo. Esa actitud se ve también en sus últimas palabras en la Cruz, que eran frases tomadas de los salmos".

Los discípulos le pidieron que les enseñara

Otro punto relevante en la catquesis del Papa Francisco ha sido el efecto que causa un Jesús que reza. Además del hecho, el Papa ha invitado a los fieles a que se fijen en la forma que tiene Jesús de hacerlo. La razón que ha dado el Papa es que los propios discípulos se asombran de su modo de hablar con Dios:  “veían a Jesús rezar y tenían ganas de aprender cómo se hacía esto”.

Por ello, ha explicado uno de los motivos por los que Jesús era y es Maestro: la oración. "Jesús rezaba como cualquier hombre, pero su modo de hacerlo estaba envuelto en el misterio. Esto impactó a sus discípulos y por eso le pidieron: 'Señor, enséñanos a rezar'. Jesús se convirtió así en maestro de oración para ellos, como quiere serlo también para nosotros".

El Papa Francisco ha recordado en la audiencia general que “también las últimas palabras de Jesús, antes de expirar en la cruz, fueron palabras de los salmos, de la oración de los judíos”.

La oración humilde es escuchada por el Señor

Como otro ejemplo que nos ha dejado Jesús en el Evangelio, el Sumo Pontífice ha recordado la parábola del fariseo y el publicano. En ella, Dios acoge las plegarias de un publicano que se sabe humilde en el diálogo con Dios .Del mismo modo, rechaza las de un fariseo que se ensalza a sí mismo a la hora de rezar.

En ese sentido, el Papa Francisco ha alertado sobre las oraciones “inoportunas”, que no son recibidas por Dios. Y ha aprovechado para recordar las palabras del Maestro: "porque todo el que se ensalza será humillado y el que se humilla será ensalzado". Y de este modo, Francisco ha asegurado que "el primer paso para rezar es ser humildes", porque “la oración humilde es escuchada por el Señor”.

Lo más