Un misionero consigue que los más pobres puedan ver al Papa en África con una sábana y un proyector

El misionero Juan Gabriel Arias retrasnmite los actos del Papa desde su parroquia, para que los puedan ver las personas que no tienen electricidad

Un misionero consigue que los más pobres puedan ver al Papa en África con una sábana y un proyector

LUCA ZENNARO

  • item no encontrado

CRISTINA CABREJAS (EFE)

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 21:12

El Papa Francisco está en Mozambique. Es su primera parada en el viaje que realiza a África entre los días 4 y 10 de septiembre. La mayoría de los habitantes de este país africano, no están siguiendo su visita pegados a la televisión. No tienen electricidad... pero un misionero se las ha ingeniado para lograr que muchos mozambiqueños puedan ver al Santo Padre.

El 70 % de la población de Mozambique es rural y sólo el 40 % tiene acceso a la electricidad, pero esto no ha detenido al misionero argentino Juan Gabriel Arias. Con un poco de ingenio, una sábana y un panel solar, ha montado una pantalla gigante en medio de su parroquia para que los católicos de su pueblecito y del resto de localidades cercanas puedan ver al Papa en su país.

Este misionero, que visita a Francisco regularmente en el Vaticano y que le tiene informado sobre Mozambique al Pontífice, asegura que los mozambiqueños han recibido "con mucha alegría" la visita y que "va a ser un impulso muy grande para afianzar la paz y darle mas fuerza".

"Al Papa le hubiera gustado venir aquí a estar con los más pobres, con los campesinos, pero las carreteras no están asfaltadas, tenía que venir en helicóptero, y por motivos de seguridad al final no se pudo hacer", explicó.

El misionero Juan Gabriel

Este porteño que llegó a Mozambique en el año 2000 podría haber disfrutado de un puesto en primera fila en los actos del Papa o incluso participar en la misa que celebrará en Zimpeto, en la periferia de Maputo, pero ha preferido quedarse con su gente.

"No voy a ir a Maputo, estoy a 240 kilómetros en la parroquia en una zona rural en la provincia de Gaza, en Xay Xay. Me quedo con mi gente", le dijo al Papa hace 15 días cuando le recibió en su residencia de Santa Marta.

Explica que gracias a un panel solar, él tiene una televisión y electricidad. Por eso compró un cable muy largo, un proyector y con una sábana se montó una gran pantalla donde se proyectan los directos de la visita.

La pantalla se ha colocado delante del altar y los feligreses se sientan en los bancos para seguir los actos de Francisco. "Durante la misa de hoy vamos a ser muchísimos, van a llegar de las 45 localidades cercanas", asegura.

Mozambique

"Hicimos una capulana, un pareo tradicional que usan como falda o también las mujeres para llevar a sus bebés, especial para su visita y que lleva una frase de bienvenida", explica orgulloso.

Una delegación de Xai-Xai, población afectada por uno de los ciclones del año 2000 y que causó 700 muertos y enormes destrozos, logró entregar uno de estos pareos al Papa, que lo recibió con una sonrisa e hizo un amago de ponérselo en la cintura.

"Vamos a vivirlo juntos. Va a ser algo muy lindo, la gente tiene muchas ganas de seguir la visita", asegura.

Lo más