La aportación del papado de Benedicto XVI a la Iglesia seis años después de su renuncia

Una visita a Auschwitz como el primer papa alemán tras el nazismo, su estampa en la JMJ de Madrid de 2011 y el Año de la Fe llevan su firma

ctv-luo-benedicto-xvi
  • item no encontrado

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 16:58

Benedicto XVI es el actual Papa emérito de la Iglesia católica. El 28 de febrero de 2013 dejó de ejercer el Primado de Pedro por motivos de edad.  Esa decisión ha sido y es histórica en el seno de la Iglesia. Joseph Ratzinger es el primer pontífice en ser emérito mientras otro, Francisco, asume el Papado. Sin embargo, esta situación es solo un punto y seguido para los fieles, ya que desde su nueva realidad sigue aportando a la Iglesia.

Algunas pinceladas de sus ocho años de pontificado han sido sus 80 Constituciones Apostólicas, 80 Cartas Apostólicas, cuatro Exhortaciones Apostólicas y tres Encíclicas. Además de con el papel, Benedicto XVI ha dado testimonio como cabeza de la Iglesia en sus viajes. Ratzinger se ha trasladado fuera de El Vaticano en 24 ocasiones. Más del 50% de esos trayectos fueron por Europa. El papa germano vino a España en tres ocasiones: Santiago de Compostela (2010), Valencia (2006) y Madrid (2011)

El Papa que preguntó a Dios dónde estaba en Auschwitz 

Hace más de 10 años que el pontífice teutón visitó Auschwitz, como haría años después su sucesor. Benedicto XVI, además, era el primer papa alemán después del nazismo. En el lugar en el que habían asesinado a más de 1 millón de personas, pronunció un discurso impactante. Por una parte, preguntó:  "¿Por qué, Señor, permaneciste en silencio? ¿Cómo pudiste tolerar esto?”

Por otra parte, el papa invitó a todo el mundo a no convertirse en jueces de la historia a partir del episodio de los campos de concentración nazis “lugar de horror donde se cometieron crímenes masivos sin precedentes contra Dios y el hombre”. Como conlusión, el pontífice pidió que esta clase de episodios no volvieran a suceder: “Gritamos a Dios para que lleve a los hombres a arrepentirse y a reconocer que la violencia no crea paz, sino que más bien suscita más violencia, un círculo de destrucción en el que a fin de cuentas todos pierden”.

El Papa que aguantó la lluvia y el viento con los jóvenes de todo el mundo 

Año 2011. El Papa Benedicto XVI había elegido Madrid como destino para reunirse con los jóvenes de todo el mundo. La Jornada Mundial de la Juventud regresaba a España 22 años después. El pontífice proclamaba a Madrid como capital de la fe joven después de haber llevado este encuentro a Colonia o Sydney, entre otros destinos. 

Uno de los momentos más significativos de su estancia en la JMJ lo protagonizó Benedicto XVI...junto con el clima. Era la Vigilía con la que se ponía el broche final de la jornada. Miles y miles de jóvenes de todo el mundo se encontraban apretados en la explanada de Cuatro Vientos escuchando al papa. 

Cuando Benedicto XVI tomó la palabra esa noche de 20 de agosto, comenzó a llover. Pero él se mantuvo en el sitio, aguantando el temporal junto a los jóvenes. Hasta en tres ocasiones, sus acompañantes le instaron a que se refugiase. Él siguió en el sitio y dijo: “Queridos jóvenes hemos vivido una aventura juntos. Han resistido firmes en la lluvia”

50 años del Concilio Vaticano II 

Joseph Ratzinger recogió el testigo de San Juan Pablo II como pontífice que debía continuar la labor explicativa y ejecutiva del Concilio Vaticano II. Durante su papado, coincidió además con el 50 aniversario de la celebración de esta cita. Por esa razón convocó un Año de la Fe, con el que también se rendía homenaje a los 20 años que cumplía el Catecismo de la Iglesia Católica

Ese año, 2013, fue el de su renuncia en favor del Papa Francisco. Ese 2013, también se encontraba en curso un Sínodo de los obispos sobre la Nueva Evangelización, siguiendo este espíritu postconciliar.

Lo más