Boletín

El Encuentro Mundial de las Familias de 2021 se centrará en la santidad de la vida matrimonial

La propuesta es una relectura de Amoris Laetitia para ver la familia como "don precioso" para luchar contra la cultura del descarte, entre otros objetivos

“La experiencia estética del amor se expresa en esa mirada que contempla al otro como un fin en sí mismo”

“La experiencia estética del amor se expresa en esa mirada que contempla al otro como un fin en sí mismo” 

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 13:30

El Vaticano ha anunciado que el próximo Encuentro Mundial de las Familias de 2021 se va a centrar en la vocación de la vida matrimonial como un camino a la santidad. La propuesta se va a centrar con un particular énfasis en la Exhortación apostólica Amoris Laetitia del Papa Francisco. 

El evento se celebrará en Roma del 23 al 27 de junio con el tema oficial que ha seleccionado el Santo Padre: “El amor familiar: vocación y camino de santidad”. Así lo ha anunciado el Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida.  

"El evento propone una relectura de Amoris Laetitia a la luz de la llamada a la santidad de la Gaudete et exultate", reza el comunicado. 

La convocatoria hace alusión al valor del amor conyugal y familiar como "don precioso". De esta vivencia nacen frutos como alimentar la comunión y prevenir la cultura del individualismo, el consumo y el descarte.  

“La experiencia estética del amor se expresa en esa mirada que contempla al otro como un fin en sí mismo” (AL 128) y, al mismo tiempo, reconoce a la otra persona en su sagrada identidad familiar, como marido, mujer, padre, madre, hijo/a, abuelo/a.

El cuidado del matrimonio y su concreción en la vida real supone también un beneficio para toda relación humana, se lee en el anuncio de la Santa Sede. Así, supone también una ayuda para acercar a las personas al encuentro con Cristo, a través de la vivencia de la vocación universal a la santidad

"Al dar forma a la experiencia concreta del amor, el matrimonio y la familia manifiestan el alto valor de las relaciones humanas, en el compartir las alegrías y las penas, en el desarrollo de la vida cotidiana, orientando a las personas hacia el encuentro con Dios. Este camino, cuando es vivido en fidelidad y perseverancia, refuerza el amor y realiza la vocación a la santidad, que es inherente a cada persona y se concretiza en las relaciones conyugales y familiares", concluye.

El próximo Encuentro Mundial de las Familias de Roma va a coincidir con el quinto aniversario de Amoris Laetitia, el documento del Papa Francisco sobre el amor en la familia. El tema de la reunión busca examinar la vida familiar a través de la lente de la santidad, "el rostro más atractivo de la Iglesia", como reza la propia Gaudete et exultate

El Encuentro Mundial de las Familias da así un paso más en su historia desde que San Juan Pablo II lo instituyera en 1994. Esta clase de evento tiene lugar una vez cada tres años en un país diferente. Roma lo va a acoger por tercera vez en su historia, tras el último celebrado en Irlanda en 2018.

Lo más