Un cardenal surcoreano se ofrece a acompañar al Papa Francisco a visitar Corea del Norte

El también administrador de la diócesis de Pyongyang iría en persona con Francisco si finalmente el viaje del Papa a Corea del Norte se produjese.

Sería la primera visita de la historia de un Papa a Corea del Norte

Sería la primera visita de la historia de un Papa a Corea del Norte 

  • item no encontrado

Redactor cope.es

Madrid

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 17:14

El pasado mes de octubre, la Iglesia tenía los ojos puestos en un tema: los jóvenes. Sin embargo, ha habido otra cita en El Vaticano que es relevante e importante. Afecta, entre otros asuntos a las relaciones diplomáticas vaticanas, pero también al cristianismo como religión en el continente asiático y a las relaciones internacionales. Mientras se producían las sesiones sinodales de trabajo, el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in visitó a Francisco.

En el encuentro, el líder surcoreano trasladó al Papa la invitación de su vecino el dictador norcoreano Kim Jong Un a visitar su país. Por el momento, la disposición del Sumo Pontífice ha sido de apertura a un posible viaje a la Península de Corea. No obstante, está a la espera de que el país asiático haga la invitación oficial.

De producirse, se trataría del primer viaje que haría un Papa a Corea del Norte. En ese sentido, el cardenal Andrew Yeom Soo-jung, arzobispo de Seúl y administrador apostólico de la diócesis de Pyongyang, ha afirmado que él acompañaría en persona a Francisco en ese viaje. “Acogeremos con alegría una posible visita del Papa a Pyongyang”, declaró a la Agencia Fides.

La visita del Sumo Pontífice podría contribuir al acercamiento entre las dos Coreas hacia una paz duradera. Hasta entonces, Corea del Norte sigue siendo un país peligroso para confesar, profesar y practicar la fe de la que es cabeza el Santo Padre. De hecho, es el primero en la Lista Mundial de la Persecución que realiza la ONG Puertas Abiertas, junto a otros como Somalia o Pakistán.

Según el informe presentado por esta entidad al servicio de los cristianos perseguidos, los habitantes de Corea del Norte a quienes “veneran” son al líder y al Estado. Por esa razón, los cristianos, seguidores de Cristo, son incluso tratados como enemigos de la sociedad. Los asesinatos de ellos y de sus familias, la deportación a campos de trabajo o el culto en estricto secreto son algunas de las muestras de persecución que sufren en esta nación que el Papa querría visitar.

Lo más