La técnica sencilla para sacar brillo a tus medallitas religiosas y luzcan como el primer día

En periodo de confinamiento para evitar la propagación del coronavirus, es buena oportunidad para dedicar unos minutos a la limpieza de estos adornos

La técnica sencilla para sacar brillo a tus medallitas religiosas y luzcan como el primer día

 

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 18:54

Las medallitas con imágenes religiosas o los pequeños crucifijos usados en una cadena alrededor del cuello forman parte de la imagen de las personas que son creyentes. De esta manera, se sienten protegidos, máximes en tiempos tan complicados como los actuales, en el que vivimos amenazados por la propagación del coronavirus, que tanto está amenazando nuestro bienestar y alterando nuestro día a día como nunca habíamos visto en los tiempos recientes. 

Las medallitas con imágenes del Cristo o de la Virgen pueden llegar a acompañarnos durante toda nuestra vida, desde la más tierna infancia hasta la vejez. Es testigo mudo pero presente de nuestro ser y de nuestras experiencias vitales. Por ello, es importante mantenerlas limpias y relucientes.

ctv-ixd-cristo

Ahora que estamos inmersos en un periodo de aislamiento y confinamiento tras la declaración por parte del Gobierno de España del Estado de Alerta el pasado 14 de marzo para evitar la expansión del COVID-19, quizá sea un buen momento para, entre las actividades del hogar, dedicar unos minutos a la limpieza de estas medallas decorativas que tanto representan para nosotros. Una tarea que no lleva excesivo tiempo pero que, quizá lleves mucho tiempo sin hacer.

Primer paso para limpiar la medalla: agua con detergente 

A continuación, te explicamos la mejor manera para hacerlo. Para empezar, es importante saber de qué metal  está fabricada la medallita. Una vez lo tengamos claro, empleamos un cubo de agua caliente, al que se deberá añadir detergente. Una vez que se hayan formado suficientes burbujas y espuma y el detergente se haya extendido, introducimos la medallita en el agua para ponerla en remojo.

ctv-rkc-dos

Una vez esté bien mojada, extraemos la imagen del cubo, y seguidamente, mojamos un paño para frotarlo sobre la medallita, no dejando ningún hueco sin limpiar. Debemos hacerlo con mucho mimo y movimientos circulares. Finalmente, secamos con una toalla limpia la efigie.

Segundo paso: alcohol 

Una vez hemos completado la primera fase de la operación limpieza de la medallita religiosa, procedemos al pulido. Lo primero que debemos hacer es adquirir un bastoncillo de algodón e introducirlo en alcohol de quemar. A continuación, el algodón empapado en alcohol ha de frotarse en la medalla, haciendo especial hincapié en las áreas más oscuras y deterioradas por el paso del tiempo. 

ctv-5on-medalla

Una vez concluida la operación, se limpia la medalla con un trapo y, para concluir, se enjuaga la medalla en agua caliente con jabón para eliminar el rastro del alcohol.  De esta manera, lograremos que nuestra preciada medalla luzca como si lo hubieses adquirido recientemente. 

Como verás, se trata de una técnica muy sencilla que hará que la imagen de tu Cristo o Virgen de la que eres devoto/a brille en tu cuello. 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR 

La inesperada respuesta de un sanitario cuando le preguntan si su familiar es positivo por coronavirus

Revive el rezo del Rosario que ha tenido lugar desde el Santuario de Fátima por las víctimas del coronavirus

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

Lo más

En directo

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Reproducir

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Escuchar