Más directos

El Papa: "Los jóvenes no son el futuro, sois el ahora de Dios"

El Papa Francisco ha celebrado la Santa Misa por la JMJ de Panamá 2019 en el Campo San Juan Pablo II 

El papa Francisco oficia la misa de cierre de la Jornada Mundial de la Juventud

EFE/Esteban Biba

Marina Martín Álvarez
@MarinaWarlock

Redactora de 'Religión COPE'

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 28 ene 2019

El Papa Francisco ha celebrado la Santa Misa por la Jornada Mundial de la Juventud en el Campo Santo San Juan Pablo II. Allí, miles de peregrinos han escuchado al Pontífice. En la homilía ha hablado sobre como el Evangelio nos presenta el comienzo de la misión pública de Jesús, y se ha referido a los miles de jóvenes peregrinos diciéndoles que ellos son el ahora de Dios. 

El Papa Francisco ha recalcado como "en Jesús se inicia y se hace vida el futuro prometido. ¿Cuándo? Ahora. Pero no todos los que allí lo escucharon se sentían invitados o convocados. No todos los vecinos de Nazaret estaban preparados para creer en alguien que conocían y habían visto crecer y que los invitaba a poner en acto un sueño tan esperado. Es más, -decían: “¿No es este el hijo de José?-".

El Pontífice ha expresado que eso también nos puede pasar a nosotros. Ya que, "no siempre creemos que Dios pueda ser tan concreto y cotidiano, tan cercano y real, y menos aún que se haga tan presente y actúe a través de alguien conocido como puede ser un vecino, un amigo, un familiar. No siempre creemos que el Señor nos pueda invitar a trabajar y a embarrarnos las manos junto a Él en su Reino de forma tan simple pero contundente".

Además, el Papa ha dicho que querer domesticar la palabra de Dios es una cosa diaria. Y se ha referido a los jóvenes peregrinos así: "e incluso a ustedes, queridos jóvenes, les puede pasar lo mismo cada vez que piensan que su misión, su vocación, que hasta su vida es una promesa tan solo para el futuro y nada tiene que ver con vuestro presente. Como si ser joven fuera sinónimo de sala de espera de quien aguarda el turno de su hora. Y en el “mientras tanto” de esa hora, les inventamos o se inventan un futuro higiénicamente bien empaquetado y sin consecuencias, bien armado y garantizado con todo “bien asegurado”.

Los jóvenes, el ahora de Dios

El Papa Francisco se ha referido a los jóvenes diciéndoles que no son el futuro sino el ahora de Dios: "Él los convoca y los llama en sus comunidades y ciudades a ir en búsqueda de sus abuelos, de sus mayores; a ponerse de pie y junto a ellos tomar la palabra y poner en acto el sueño con el que el Señor los soñó".

El Pontífice ha querido recordar el pasado Sínodo con estas palabras: "fue la riqueza de poder encontrarnos y, sobre todo, escucharnos. La riqueza de la escucha entre generaciones, la riqueza del intercambio y el valor de reconocer que nos necesitamos, que tenemos que esforzarnos en propiciar canales y espacios en los que involucrarse en soñar y trabajar el mañana ya desde hoy. Pero no aisladamente, sino juntos, creando un espacio en común".

Agradecimientos del Papa Francisco 

El Papa Francisco ha clausurado la misa dando las gracias "a Dios por habernos dado la posibilidad de compartir estos días y vivir nuevamente esta Jornada Mundial de la Juventud. De modo particular deseo agradecer la presencia en esta celebración del señor Presidente de Panamá, Juan Carlos Varela Rodríguez, como también la de Presidentes de otras naciones y la de las demás autoridades políticas y civiles" Además, ha agradecido su acogida a Mons. José Domingo Ulloa Mendieta, arzobispo de Panamá.

El Pontífice ha concluido dando las "gracias a todas aquellas personas que nos han sostenido con su oración, y que han colaborado con su esfuerzo y trabajo para hacer realidad este sueño de la JMJ en este país. Y a ustedes, queridos jóvenes, un grande -gracias-".

Lo más