Boletín

Las sorprendentes historias detrás del más de un millón de Rosarios de la JMJ de Panamá 2019

Los jóvenes van a poder rezar el Rosario con el Papa gracias a las mujeres de Panamá y a Jerusalén

ctv-u7g-rosarios
@pabblovg

Redactor cope.es

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 01:04

La Jornada Mundial de la Juventud de Panamá de 2019 está cada vez más cerca. La organización ultima los grandes detalles para que el encuentro de jóvenes de todo el mundo con el Papa Francisco sea un éxito. Los grandes detalles...y los pequeños. Uno de los motivos por los que las JMJ son grandes eventos de fe es por poder ser Iglesia y que los jóvenes, laicos, sacerdotes y personas consagradas puedan rezar juntos con el Papa. 

Para que esto ocurra, ya está preparado un millón de Rosarios. Esta herramienta se va a repartir a los jóvenes por el deseo del Santo Padre de rezar por la paz. Pero, ¿quién se ha encargado de que estén listos para la fecha? ¿tienen algo especial? La respuesta es sí. 

Las mujeres que son "presas"...y también del Rosario

El regalo de los Rosarios les va a llegar a los jóvenes desde la propia Panamá. Concretamente, que muchos jóvenes puedan unirse al Papa Francisco en este rezo será gracias a ellas, a las mujeres "Hijas de la fe". Se trata de un grupo de 60 internas de diferentes nacionalidades que están presas en el Centro Femenino de Rehabilitación "Cecilia Orillac de Chiari".

Trabajan juntas en este taller "Hijas de la fe". Su labor ha consistido en pasar muchas horas del día uniendo cuentas para regalarles esos Rosarios a los jóvenes. También han hecho camándulas, denarios y otros recuerdos. Esta iniciativa es obra de Luz Ángela Tavares, catequista en la Parroquia San Gerardo María Mayela de la Arquidiócesis de Panamá, que administran los Misioneros Redentoristas.

Diana Torres, coordinadora interna del proyecto, subraya cómo un trabajo que parece tan simple se hace con gratitud y sabiéndose valiosas para otros. "Esto ha servido a nuestro crecimiento en la fe, ya que desde nuestra propia realidad nos sentimos útiles sabiendo que estamos haciendo un Rosario para que otras personas puedan orar, y eso nos llena mucho el espíritu".

Con el trabajo diario en el Rosario, algunas internas se han convertido y muchas dominan el rezo del Rosario. Esa fuerza de la oración les ayudará a cumplir lo que el taller "Hijas de la fe" quiere para ellas. Este proyecto no sólo les encomienda trabajo, si no que también les ofrece formación universitaria para ayudarles a tener oportunidades y poder cambiar de vida cuando abandonen el centro. 

Ese futuro podrá pasar por que el taller "Hijas de la fe" se posicione como un centro de producción de artículos religiosos. Ese objetivo va a ayudar a generar recursos con los que las internas puedan mantener a sus familias, ya que muchas de ellas son mujeres cabeza de familia. 

Los Rosarios más "auténticos" para la primera JMJ dedicada a la Virgen

Los Rosarios están fabricados a miles de kilómetros de distancia. De hecho, en el lugar donde vivió Jesús. Desde Jerusalén se han confeccionado este millón de Rosarios para la JMJ de Panamá. Se trata de una iniciativa conjunta de Caritas Jerusalén y la asociación suiza Saint-Jean-Marie-Vianney.  En su preparación han colaborado desde estudiantes universitarios hasta personas con discapacidad y, por supuesto, voluntarios. 

La presencia de estos Rosarios aporta, además, un valor añadido a la jornada. El lema de este año para la JMJ es: "He aquí la Sierva del Señor. Hágase en mí según tu palabra". Esa es la frase con la que la Virgen María confirmó al Ángel que iba a ser la Madre de Dios. Esta frase es también protagonista, ya que esta es la primera vez en la historia que una JMJ que girará en torno a un tema mariano. Y el Rosario, es la oración mariana por excelencia. 

Lo más