• DIRECTO

    La Tarde

    Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Blázquez preside una misa con los españoles antes de la Vigilia

El presidente de la CEE ha encomendado al cardenal Sebastián, a monseñor Trasserra y al pequeño Julen.

Vídeo

Natxo de Gamón
@NatxodeG

Redactor de Religión

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 28 ene 2019

Mientras el Papa consagraba la catedral de Santa María la Antigua, el grupo de peregrinos organizado por la Conferencia Episcopal Española ha celebrado una misa matutina en la parroquia de san Francisco de la Caleta antes de emprender la marcha hacia el Campo San Juan Pablo II, donde en apenas unas horas comenzará la Vigilia presidida por el Papa Francisco.

Una misa en la que han participado medio millar de personas y que ha presidido el arzobispo de Valladolid y presidente de la Conferencia Episcopal Española, el cardenal Ricardo Blázquez, y concelebrada por el cardenal Antonio Cañizares, arzobispo de Valencia, y el cardenal Carlos Osoro, arzobispo de Madrid, además del cardenal venezolano Baltasar Porras.

En las oraciones, tal y como ha explicado el cardenal Blázquez a la Cadena COPE, se ha tenido un recuerdo por los dos obispos españoles recientemente fallecidos (el cardenal Fernando Sebastián y monseñor Jaume Trasserra) y por el pequeño Julen, el niño de dos años que ha fallecido tras caer en un pozo en Totalán (Málaga).

Entre los asistentes a la celebración se encontraban una parte de los peregrinos españoles presentes en esta Jornada Mundial de la Juventud, de diócesis como Getafe, Madrid, Ávila, Salamanca, Valecia, y otras, así como miembros de la comunidad española que vive en Panamá, invitados por la Embajada española.

Entre los presentes estaba también una visible representación de movimientos y asociaciones de la Iglesia, como los miembros de Magis, ligada a los jesuitas, las Milicias de Santa María, o Hakuna. Además, tras la celebración eucarística, un grupo de jóvenes han transmitido su testimonio.

El cardenal Blázquez también ha enviado un mensaje a los jóvenes que hubieran querido asistir a la JMJ de Panamá pero que no han podido. “Por diversos senderos, caminamos todos por el mismo camino, que es Jesucristo con mayúscula. Yo les pediría que... ¡adelante! Hay motivos para la esperanza”, ha concluido el purpurado.

Lo más