Tres sacerdotes denuncian amenazas de muerte por criticar al gobierno de Duterte

Han mostrado vídeos y mensajes en sus móviles en una rueda de prensa en la que han afirmado que el motivo de la persecución es la crítica al presidente 

ctv-9iy-sacerdotes-filipinas
  • item no encontrado

EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 13 mar 2019

La guerra contra las drogas del presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, ha generado opiniones dispares. Una de las que critican esa forma de combatir el narcotráfico es la de la Iglesia desde 2017. Los católicos filipinos y, en especial, los consagrados están recibiendo amenazas del ejecutivo por la guerra o de palabra. Los últimos tres en hacerlo son tres sacerdotes

Son los padres Albert Alejo, Flavie Villanueva y Robert Reyes. Ellos también han denunciado amenazas de muerte por alzar la voz contra los métodos de Duterte. Se suman así al obispo de Caloocan, Pablo Virgilio David, que lo hizo hace dos semanas. 

La guerra de Duterte, "una campaña inhumana que afecta a los más pobres"

Los curas tienen claro que ese es el motivo para recibir esa intimidación. Lo han afirmado desde la rueda de prensa que han convocado: "Todo esto se debe a que los tres fuimos firmes en condenar la guerra contra las drogas del presidente, es una campaña inhumana que está afectando a los más pobres".

Los pastores han confesado sentir miedo por su situación. En la comparecencia han mostrado además esas amenazas. Estaban escritas en tagalo, una lengua hablada en filipinas, en mensajes de texto en los teléfonos móviles. 

Aun así, han pedido a los responsables últimos de estas muestras de terror que cesen y abandonen esa forma de vida. "Hacemos un llamamiento a los cerebros detrás de las amenazas, a las personas que alientan los asesinatos, por favor deténganlos. Abandonen ese medio de vida", apeló el padre Alejo.

El padre Villanueva enseñó varias grabaciones de vídeo tomadas en el exterior de su residencia. En ellas se ve a un hombre enmascarado que vigila el centro de atención a los pobres de Manila donde reside...en tres días diferentes. También se identifica en los registros una furgoneta blanca que abandona las inmediaciones del edificio al mismo tiempo que el hombre enmascarado.

Duterte, contra la Iglesia católica desde 2017

El mandatario filipino volvió a referirse a los sacerdotes como "estúpidos" el domingo. El motivo, según el presidente, es seguir una vocación que les impide casarse. Además,  les acusó de rezar para pedir su muerte.

Esta declaración se suma a otros mensajes contra la Iglesia como el del pasado mes de diciembre. En esa ocasión, Duterté calificó a obispos y sacerdotes de "idiotas". De nuevo, dio un paso más de palabra. Animó también a matarlos porque "no sirven para nada"

El 85% de la población de filipinas es católica y testigo de la tensión entre el presidente y la Iglesia. La raíz del conflicto fueron las primeras críticas de la Conferencia Episcopal de Filipinas a la guerra contra las drogas de Rodrigo Duterte. Los prelados pedían el final de lo que denominaban "reino del terror". Duterte les contestó llamándoles "hijos de puta".

Lo más

En directo2

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Escuchar