Boletín

Un sacerdote, una religiosa y cuatro trabajadores de una ONG católica, entre las víctimas del avión de Etiopía

Estas seis personas se encontraban de servicio a los demás en distintas zonas de África

ctv-rck-accidente-aereo-etiopa
  • item no encontrado

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 09:41

El domingo 11 de marzo el vuelo 302 de Ethiopian Airlines que cubría la ruta entre Adis Abeba y Nairobi se estrelló tras el despegue. En la aeronave iban 149 pasajeros y ocho tripulantes.

Por el momento se desconocen las causas el siniestro, aunque ya han sido localizadas las dos cajas negras del avión, donde se registran las voces de cabina y los datos del vuelo, que serán analizadas para determinar las circunstancias que produjeron el accidente.

Entre los fallecidos del avión que se estrelló en Etiopía el domingo 11 de marzo se encontraban un sacerdote, una religiosa y cuatro trabajadores de la organización Catholic Relief Services.

Un cura con poco más de un año de sacerdocio y una religiosa enfermera

El sacerdote de la Congregación de los Misioneros de Marianhill era el P. George Kageche Mukua. El presbítero tenía 40 años había sido ordenado hace poco más de un año, el 30 de noviembre de 2017.

Según el diario africano The Southern Cross, el sacerdote era alumno del St Joseph’s Theological Institute en Cedara, KwaZulu-Natal, Sudáfrica.

De otro lado, la religiosa fue identificada como Sor Florence Wangari, perteneciente a las Hermanas de Notre Dame de Angers. Era enfermera en Goma, en la República Democrática del Congo y se dirigía a Nairobi en Etiopía para renovar su pasaporte.

Cuatro trabajadores de una ONG católica

“Con el corazón apesadumbrado compartimos la noticia de que cuatro miembros de nuestro personal murieron en el vuelo 302 de Ethiopian Airlines que se estrelló luego de su despegue el domingo en la mañana. Ellos eran Sara Chalachew, Getnet Alemayehu, Sintayehu Aymeku, y Mulusew Alemu. Todos eran etíopes y se dirigían a Nairobi para asistir a una capacitación en representación nuestra”, señala una declaración de CRS publicada este 11 de marzo.

“Aunque estamos de duelo, celebramos la vida de estos colegas y su contribución desinteresada en nuestra misión, pese a los riesgos y sacrificios que el trabajo humanitario conlleva. Nuestros pensamientos y oraciones están con sus familias y con todos aquellos que perdieron a sus seres queridos como resultado de esta tragedia”, concluye el texto.

Lo más