• DIRECTO

    La Tarde

    Pilar Cisneros y Fernando de Haro

¿Sabes cómo puedes ayudar a los misioneros?

Te contamos cómo puedes colaborar con los más de 11.000 misioneros españoles repartidos por las más de 1.000 proyectos que existen en el mundo

¿Sabes cómo puedes ayudar a los misioneros?

 

Javier González
Javier González

Redactor COPE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 02:37

Que una misionera te diga, que Dios le respondió con un hombre que le asestó doce puñaladas impacta. Pero saber además, que está agradecida, porque esa experiencia hizo que pudiera ayudar mejor a las personas que acompañaba en su misión en África, impacta todavía más. Tanto que a uno le lleva a pensar: ¿Qué estoy haciendo yo? ¿Cómo puedo ayudar a esta tarea tan importante que realizan decenas de miles de misioneros españoles en el mundo?

No todas las experincias 'misioneras' son iguales, de hecho muchos misioneros que he podido conocer, han insistido en que la vida en la misión suele ser muy normal y cotidiana. Pero ayudar a los que menos tienen, a ser feliz y a conocer que tienen un Padre que les quiere a pesar de la miseria, no es tarea fácil. Aunque honrada y noble sí que lo es. Por eso es bueno saber que todos podemos colaborar, y cada uno desde nuestras posibilidades y posición.

¿Cómo puedo colaborar con los misioneros?

La entrega de tantas personas, sin otro beneficio que el saber que esa entrega se ha hecho efectiva, es una prueba más de que Dios existe. Y si Dios existe, es nuestro Padre, nos ha creado y es todopoderoso. Así que la acción más inteligente y que más rendimiento puede dar, es pedirle a Él por todas las personas en el mundo que sirven a los demás.

Es decir, primera herramienta: la oración. Y eso es económico, fácil, rápido y sencillo. No necesitas nada más que la voluntad para acordarte de vez en cuando por los misioneros en los lugares más recónditos del mundo. Y no s eobtendrá mejor resultado: el ciento por uno.

Por otro lado, puedes plantearte de qué manera puedes ayudar con tus acciones en la misión. No solo planteándote si quieres ser misionero, o tener una familia misionera; también existen voluntariados temporales, eventos en las diócesis, diferentes proyectos... en los que tú también puedes colaborar.

Ser misioneros

Dar visibilidad o incluso participar de alguna manera en las actividades que ofrece la Iglesia, también es una buena forma de colaborar con los misioneros. Y además tendrás la mejor respuesta, que es la experiencia que se vive cuando uno se entrega por otro: parece que lo que recibes es más de lo que das.

Y por último, por supuesto, está la importante parte económica. Es obvio que para que se sostenga la misión, hace falta dinero: para dar a los que no tienen, para que los misioneros puedan vivir, para difundir su misión, dar visibilidad... Y tantas cosas que ni siquiera sabemos que hacen falta.

Existen muchos canales a través de los cuáles puedes aportar económicamente a la misión. Por ejemplo, a través de páginas webs como la de OMP, durante el domingo del Domund, a través de las parroquias o marcando la casilla de la X de la Renta.

Gracias a todas estas vías, tú también puedes participar de esta misión, que es al final la de todo cristiano: anunciar el evangelio y amar a los demás. Y nuestros amigos de Obras Misionales Pontificias, te facilitarán de buena gana cualquiera de la manera que eligas para echar una mano.