Roma acoge a otros 91 refugiados gracias a la Comunidad de Sant' Egidio

91 personas refugiadas procedentes de Siria llegan a Roma gracias a los corredores humanitarios de la Comunidad de Sant' Egidio

Roma acoge a otros 91 refugiados gracias a la Comunidad de Sant Egidio

 

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:05

Este miércoles 25 de septiembre de 2019 han llegado a Roma otros 91 refugiados. Aterrizan en Europa habiendo viajado desde el país africano de Líbano, y lo han conseguido gracias y a través de los corredores humanitarios de la Comunidad de Sant' Egidio.

Este casi centenar de personas  han aterrizado en el aeropuerto romano. Son refugiados procedentes de Siria, un país mermado por la guerra y el yihadismo. Este grupo se une a las cerca de 2.700 personas que ya se encuentran acogidas en Europa en este proyecto conjunto entre la Comunidad de Sant' Egidio, la federación de las Iglesias Evangélicas junto al propio gobierno italiano.

Casi todos los que nutren esta llegada son familias o personas solas que necesitan algún tipo de atención médica o que van a reencontrarse con sus familiares. Los voluntarios les acompañan en su integración en el país, les reciben en sus casas, les enseñan el idioma y les facilitan los medios para que trabajando, puedan sacar adelante a sus familias.

 

Comunidad de Sant' Egidio

La Comunidad de Sant' Egidio nació en Roma en 1968, y fue fundada por Andrea Riccardi, un historiador italiano nacido en 1950. La comunidad se caracteriza por ser un movimiento de laicos, al que pertenecen más de 50.000 personas. Personas que se han comprometido a evangelizar el mundo.

Es una “Asociación Pública de Laicos de la Iglesia”, y se centra en 4 pilares fundamentales según la página web oficial:

1. La oración: que acompaña la vida de todas las comunidades en Roma y en el mundo, y que constituye un elemento esencial. La oración es el centro y el momento fundamental de orientación de la vida comunitaria.

2. La comunicación del Evangelio: corazón de la vida de la Comunidad, que se extiende a todos los que buscan y piden un sentido para su vida. La solidaridad con los pobres, vivida como servicio voluntario y gratuito, en el espíritu evangélico de una Iglesia que es “Iglesia de todos y especialmente de los pobres “ (Juan XXIII).

3. El ecumenismo: vivido como amistad, oración y búsqueda de la unidad entre cristianos del mundo entero.

4. El diálogo: indicado por el Vaticano II como vía de paz y de colaboración entre las religiones, pero también como modo de vivir y como método para la reconciliación en los conflictos.

 

Lo más