El Papa expresa su dolor por el primer atentado y quema de una iglesia católica en Burkina Faso

El domingo entraron varios hombres armados al templo y asesinaron a seis personas y quemaron el templo, primera vez que atentan así desde 2015

ctv-t3u-atentado-burkina-faso

Agencia EFE | Redacción religión

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 09:49

El Papa Francisco ha lamentado el último atentado contra los cristianos que se ha cobrado la vida de seis personas en Burkina Faso. Además, los cristianos de Burkina Faso han visto arder el templo donde se produjo el ataque. El portavoz interino de la Santa Sede, Alessandro Gisotti, ha publicado en Twitter la reacción del pontífice ante la noticia. "El Santo Padre ha recibido con dolor la noticia del ataque a la iglesia en Dablo, en #BurkinaFaso. Reza por las víctimas, por los familiares y por la comunidad cristiana del país", se lee en el mensaje.  

Los hechos sucedieron en la misa matinal de domingo que se celebraba en Dablo, al norte del país. En este horario, varios hombres armados atacaron el templo y asesinaron a seis personas. Esta localidad, próxima al Sahel, es una región habitualmente golpeada por el terrorismo yihadista, confirmaron a Efe fuentes oficiales.

De acuerdo a los medios locales, los asaltantes también quemaron el recinto. Este es el primer ataque de este tipo contra una iglesia católica desde que comenzase la oleada yihadista en Burkina Faso en 2015 y el segundo contra un templo cristiano en un plazo de solo dos semanas.

El pasado 28 de mayo una iglesia protestante de la localidad de Silgadji (también en el norte) se convirtió a su vez en el primer lugar de su tipo en ser blanco del terrorismo.

Burkina Faso, en plena lucha contra el terrorismo

El ascenso del terrorismo en Burkina Faso comenzó en abril de 2015, cuando miembros de un grupo afiliado a Al Qaeda secuestraron a un guardia de seguridad rumano en una mina de manganeso Tambao, al norte del país, y que aún sigue desaparecido.

Desde entonces, el número de ataques, que se atribuyen al grupo local, Ansarul Islam; a la coalición yihadista del Sahel, el Grupo de Apoyo al Islam y los musulmanes (GSIM), y al Estado Islámico en el Gran Sáhara (EIGS), ha ido aumentando de forma exponencial.

La región más afectada por la inseguridad es la del Sahel, situada en el norte y que comparte frontera con Mali y Níger, donde se producen ataques y secuestros de diferentes grupos yihadistas.

Sin embargo, la situación del este del país también se ha degradado desde el verano de 2018.

Burkina Faso es uno de los cinco países que componen el G5 del Sahel, junto a Mali, Mauritania, Níger y Chad, grupo que combate el terrorismo yihadista en la región.

Lo más