Más directos
Boletín

Un millar de personas protesta por la ratificación de la absolución de Asia Bibi en Pakistán

El pasado 29 de enero, el Tribunal Supremo ratificó la decisión de no condenar a muerte a la cristiana Asia Bibi

Un millar de personas protesta por la ratificación de la absolución de Asia Bibi en Pakistán

SHAHZAIB AKBER

Agencias

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 15:57

Cerca de un millar de personas han protestado en Pakistán contra la ratificación de la absolución de la cristiana Asia Bibi por el delito de blasfemia. El Tribunal Supremo se ha reafirmado y la libera de su condena a muerte.

A diferencia de las fuertes protestas que casi paralizaron el país en octubre pasado, cuando la cristiana fue absuelta después de pasar ocho años en el corredor de la muerte, esta vez solo se han producido esporádicas manifestaciones.

Las expresiones de ira, así como el número de manifestantes, se vinieron a menos después de que las autoridades encarcelaran a líderes islamistas y miles de sus seguidores que promovieron las primeras protestas.

La principal protesta de hoy ocurrió en la sureña ciudad de Karachi, donde unas 800 personas del partido islamista Tehreek-e-Labbaik Pakistan (TLP) se manifestaron frente al Club de Prensa de esa urbe, dijo a Efe un portavoz de la policía, que prefirió mantener el anonimato.

La fuente afirmó que no se produjeron choques entre los manifestantes y las fuerzas de seguridad, aunque testigos presenciales indicaron a Efe que la policía uso brevemente gases lacrimógenos para mantener a los manifestantes bajo control.

Por su parte, en la provincia del Punjab se vivieron dos protestas pacíficas en su capital, Lahore, y en la occidental Multan, cada una con menos de medio centenar de personas, dijo a Efe la portavoz de la policía provincial, Nabeela Ghazanfar.

Madre de cinco hijos, Bibi fue denunciada en 2009 por dos mujeres por supuestamente insultar al profeta Mahoma; un tribunal la sentenció a la pena de muerte en 2010 y cuatro años después perdió una apelación en el Tribunal Superior de Lahore (este).

La mujer cristiana fue liberada de la cárcel el 7 de noviembre pero, a pesar de haber sido absuelta, no pudo salir del país y fue trasladada a un lugar "seguro", según el Gobierno, mientras el Supremo revisaba la apelación a la sentencia de absolución, que finalmente esta semana fue desestimada.

Su absolución provocó protestas por parte de grupos islamistas y el arresto de los líderes del TLP y de unos 3.000 de sus seguidores.

La dura ley antiblasfemia paquistaní fue establecida en la época colonial británica para evitar choques religiosos, pero en la década de 1980 varias reformas auspiciadas por el dictador Zia-ul-Haq favorecieron el abuso de esta norma. 

Lo más