• DIRECTO

    Tiempo de Juego

    Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Boletín

Francia decide finalmente que Vincent Lambert muera

Un tribunal permite que Vincent Lambert, un hombre de 42 años en estado vegetativo, sea desconectado

Francia decide finalmente que Vincent Lambert muera

 

  • item no encontrado

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 11:31

El Tribunal de Casación de Francia, la más alta instancia judicial del país, ha autorizado el pasado viernes 28 de junio que los médicos desconecten a Vincent Lambert, quien lleva en estado vegetativo desde hace más de una década. Después de ordenar que se dejase de alimentar e hidratar al hombre de 42 años, desoyendo la petición de su familia de mantenerle con vida, Francia dictamina que se le quite la vida.

El fallo revoca así la sentencia del Tribunal de Apelaciones de París, que se pronunció en mayo contra la desconexión de la máquina que mantiene con vida a Lambert. El Tribunal de Casación ha señalado que el Tribunal de Apelaciones no es competente para pronunciarse sobre el caso, según ha informado el diario francés 'Le Figaro'.

Patrice Spinosi, abogada de la esposa del paciente, Rachel Lambert, ha agregado que Lambert puede ser desconectado "desde ahora mismo". "No hay más vías de recurso posible", ha recalcado.

Lambert, un enfermero de 42 años, sufrió un accidente de tráfico en 2008 que le dejó tetrapléjico y en estado vegetativo. No dejó por escrito un testamento vital donde se especificaran sus deseos, lo que ha enfrentado a su familia sobre la pertinencia o no de mantenerlo con vida.

Su mujer e hijos están de acuerdo con la decisión del equipo médico de desconectarle, mientras que los padres y dos de sus hermanos han agotado las vías judiciales para impedir que se detengan los cuidados que lo mantienen con vida.

El Vaticano hizo público el pasado mes de mayo un comunicado sobre este caso, después de que el propio Papa se pronunciase sobre él. "Deseamos reiterar la grave violación de la dignidad de la persona que comportan la interrupción de la alimentación y de la hidratación. El “estado vegetativo”, en efecto, es un estado ciertamente gravoso que sin embargo no compromete de ninguna forma la dignidad de las personas que se encuentran en esta condición, ni sus derechos fundamentales a la vida y a los cuidados, entendidos como una continuidad de la asistencia humana básica".

También la Iglesia francesa ha denunciado que un tribunal sea el encargado de decidir quién vive y quién muere. En un mensaje público en mayo, los padres se dirigieron al presidente, Emmanuel Macron, pidiéndole que "impida" que los médicos dejen morir a su hijo retirándole los alimentos y la sedación.

La eutanasia es ilegal en Francia, si bien una legislación aprobada en 2016 permite a los médicos poner a los pacientes en estado terminal en un estado de sedación profunda y continuada hasta su muerte.

Lo más