Boletín

San Pablo VI ya tiene fecha para su festividad

El Papa Francisco ha fijado la fecha para 'San Pablo VI' a través de un decreto por el que se inscribe en el Calendario Romano

San Pablo VI ya tiene fecha para su festividad

 

Agencias

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 10:44

La Iglesia católica celebrará la festividad de San Pablo VI el 29 de mayo a partir de ahora. Así lo ha decidido el Papa Francisco, a través de un Decreto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos por el que se inscribe en el Calendario Romano su memoria.

El día de la celebración será el 29 de mayo, día de su ordenación sacerdotal, debido a que el 6 de agosto, el día de su muerte, se celebra la Transfiguración del Señor.

Francisco proclamó santo a Pablo VI, cuyo pontificado fue de 1963 a 1978, el pasado 14 de octubre. Durante su papado, creó el Sínodo de Obispos, las asambleas de los prelados llegados de los cinco continentes al Vaticano. Unas reuniones indicadas durante el Concilio Vaticano II, convocado por Juan XXIII y celebrado desde 1962 a 1965, y que fue justo el papa Giovanni Battista Montini quien se encargó de su última etapa y clausura.

Además de concluir y defender el difícil Concilio Vaticano II, el 15 de septiembre de 1965 instituyó, con el 'motu proprio' llamado 'Apostolica sollicitudo', el Sínodo de obispos para ayudar al pontífice a realizar su tarea de gobierno en la Iglesia universal.

Fue el primer papa viajero, y por tanto el primero en visitar Tierra Santa, y emprendió viajes por los cinco continentes. Sufrió un atentado, en 1970, cuando un pintor boliviano le hirió con dos puñaladas a su llegada al aeropuerto de Manila.

También se le recuerda por ser el papa del diálogo y la reconciliación entre las diferentes Iglesias. 

El primer milagro atribuido a la intercesión de Pablo VI, y que le permitió ser beatificado, fue la curación de un feto en los primeros años de la década de los 90 del pasado siglo en California, después de que se diagnosticase que tenía graves problemas cerebrales, pero la madre se negó a abortar y el niño nació sin problemas. 

El segundo milagro fue otra curación de un bebe en el vientre de su madre. La niña se encontraba en el quinto mes de gestación. La madre, de la provincia de Verona, en Italia, tenía un embarazo difícil y corría el riesgo de abortar por una patología que habría podido comprometer la vida del feto y de la madre. Tras la Beatificación del Papa Montini, el 19 de octubre de 2014, la angustiada madre fue a rezarle al nuevo beato al Santuario de las Gracias. Ante el estupor de los médicos, la niña nació sin problemas de salud. 

Lo más