Cardenal Baltazar Porras: “La ecología es algo que nos incumbe a todos”

El presidente delegado del Sínodo de la Amazonía visita ‘Crónica de Roma’ en TRECE para hablar del Sínodo y de la situación de Venezuela

Cardenal Baltazar Porras: “La ecología es algo que nos incumbe a todos”

 

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 11:20

El cardenal Baltazar Porras, presidente delegado del Sínodo de los obispos de la Amazonía, arzobispo de Mérida y administrador apostólico de Caracas (Venezuela), ha visitado el programa de TRECE “Crónica de Roma” para analizar el documento final de la asamblea sinodal y hablar de algunos de los aspectos que han generado polémica. También se ha pronunciado sobre la crisis de Venezuela y el éxodo masivo de venezolanos a otros países.

“La ecología no es un eslogan o una moda” sino algo que nos incumbe a todos “por lo que necesitamos crear un ambiente en el propio hogar”. “No basta con que esté muy bien la cocina y no el resto; de lo que se trata es de que pueda haber un desarrollo mucho más armonioso. Por eso pienso que este documento final debe ofrecer cosas hacia fuera, porque unos y otros somos protagonistas y actores”.

“Con este Sínodo me he llevado una grata impresión”

El Sínodo Especial de los Obispos sobre la Amazonía se ha celebrado en el Vaticano del 6 al 27 de octubre con el tema “Nuevos caminos para la Iglesia y para una ecología integral”.

Puedes ver la entrevista completa pinchando aquí.

El Cardenal Porras aseguró durante la entrevista que “con este Sínodo me he llevado una grata impresión” y “hay que ver cómo ha ido evolucionando en positivo con una gran participación, libertad y ganas de querer compartir. No ha sido una confrontación, como a veces se quiere mostrar, sino un poner en común la realidad de nuestros pueblos”.

Sobre su nombramiento por parte del Papa como presidente delegado del Sínodo, el purpurado afirmó que “la Amazonía de Venezuela es la más pequeña, y el Papa siempre habla de los excluidos, de la periferia; creo que esa es la explicación”.

Un Sínodo histórico

En su opinión, se trata de un Sínodo que marcará la historia de la Iglesia y confiesa que “todo el documento es polémico porque hace una gran llamada a la conversión, y ninguno queremos cambiar. Siempre nos cuesta cambiar en lo cultural, lo ecológico, social y en lo pastoral”.

El Sínodo “es y seguirá siendo polémico, una especie de espina que nos empuja a descubrir una serie de elementos en un mundo que está en cambio y que requiere de nosotros una actitud distinta”.

“Destruir cualquier región del mundo nos va a traer cosas que ya estamos viendo, las migraciones, por ejemplo, se deben a esas cosas. La gente se ve obligada a huir y a buscar otra realidad, pensando que va a encontrar algo mejor”.

El cardenal ha recordado que en el documento “se habla del pecado ecológico, de la dimensión ecológica de la sociedad” y ha subrayado que “debemos hacer autocrítica”. “Busquemos lo que nos une para que tengamos lo que tanto anhelamos que es que haya paz en el mundo, y que haya posibilidad de convivencia”.

Una Iglesia cercana

El cardenal Porras también explicó que los católicos y la propia Iglesia “viven con la gente y vemos lo que sucede en la Amazonía, lo que significan los monocultivos con el desequilibrio que eso supone”. “Todo nos deja muchos interrogantes sobre cómo debemos actuar a todos los niveles”.

El Sínodo “lo que nos dice es que los problemas y situaciones que se presentan en el mundo o las asumimos o viviremos fuera de esta realidad pensando que a nosotros no nos toca, pero no es así. A todos nos toca queramos o no. Estamos indudablemente en un cambio de época”. Por ello, el cardenal Baltazar Porras abogó por la “conversión” y el “abrirse al otro” convirtiéndose cada hombre en “una voz profética”.

Situación en Venezuela

Sobre la situación que atraviesa Venezuela señaló que “cada vez es más compleja por la falta de todo, no sólo de comida y de alimentos, sino por la falta de libertad, de vivir en paz entre tanta represión y tortura”. Esto “genera la necesidad de salir a cualquier otro sitio”.

“Hay que dar gracias no solo a lo que hace la Iglesia, sino también a otras instituciones que están recibiendo a la gente”. En el fondo, “hay intereses en buscar que crezca la pobreza, que esté por delante la ideología y no el bien de la gente”, declaró.

Lo más