Así es la congregación de la misionera española asesinada en República Centroafricana

Las Hijas de Massac, en Toulouse, son la congregación a la que pertenecía Inés Nieves Sancho y cuenta con medio centenar de hermanas

ctv-84u-ins-nieves

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 10:54

La noticia del asesinato de la monja española Inés Nieves Sancho ha supuesto una pérdida para la Iglesia, para los misioneros en África y para la congregación a la que pertenecía como religiosa. Se trata de las Hijas de Jesús de Massac, al sur de Francia, que cuentan con cerca de medio centenar de religiosas. Su vocación, desde 1854, es la de ofrecer servicios a las áreas rurales de los pueblos de los alrededores.

Claire, una de las monjas, explicó este miércoles a Efe que en el pasado hubo más españolas en esta congregación que tiene su convento en Massac, a una veintena de kilómetros de Toulouse , pero la mayoría han muerto y en la actualidad quedaban dos.

La inmensa mayoría de las que la integran son francesas, aunque también hay una docena de africanas.

Claire señaló que Inés Nieves Sancho volvía cada año al convento para las vacaciones. Así lo hizo en 2018 y también la esperaban en 2019. Se dedicaba a labores de animación con grupos de mujeres y de niños en Nola, donde fue asesinada. También había estado anteriormente en la ciudad de Berberati.

Llevaba una veintena de años en la República Centroafricana, el único país africano en el que están presentes las Hijas de Jesús de Massac. Antes de ir allí, igualmente trabajó en Murcia.

Claire dijo que en el convento desconocen los motivos por los que su compañera fue asesinada y que no tienen constancia de que hubiera recibido amenazas.

La muerte de Inés Nieves en República Centroafricana se produjo en la madrugada del pasado domingo al lunes. Según informó la Cadena COPEunos desconocidos irrumpieron en su habitación. Después, la trasladaron a las instalaciones en las que daba clases de costura a las niñas y allí la decapitaron. Ha sido enterrada en el país al que dedicó más de veinte años de su vida, con el beneplácito de sus familiares y de su comunidad. 

Lo más