Boletín

La reducción de las horas de Religión en Navarra "no es por razones educativas"

Fernando Jorajuría, miembro de la Plataforma Navarra Religión en la Escuela, asegura que esta medida no resuelve ningún problema educativo

Audio

Fernando Jorajuría, miembro de la plataforma: " Si es por prioridades, no parece que sea la lógica" 

Pablo Valentín-Gamazo
@pabblovg

Redactor cope.es

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:38

El nuevo gobierno del PSOE en Navarra tiene entre uno de sus puntos del acuerdo programático que ha aupado a María Chivite a la presidencia la reducción de las horas lectivas de la asignatura de Religión. Se trata de una de las medidas que se han pactado con Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerda. Fernando Jorajuría, miembro de la Plataforma Navarra Religión en la Escuela y profesor de Religión, ha mostrado su sorpresa por el grado de prioridad que el tetrapartito ha dado a la modificación de la carga lectiva de Religión: el quinto punto de alrededor de 50. Esta decisión hace pensar a la plataforma que el motivo de su ubicación en el programa es exclusivamente ideológico

Esa es una de las conclusiones que se encuentran en un manifiesto emitido por la entidad el pasado 9 de agosto. Jorajuría asegura que, en términos de urgencias de la educación en Navarra, la asignatura de la Religión no es una de ellas. También, subraya que se trataría de una medida legal que contempla la LOMCE, aunque no por motivos educativos. 

"Nos sorprende que sea el quinto punto de 53. Parece como que había urgencia en acordar esto. Si es por prioridades, no parece que sea la lógica esa, o es que había prisa. Si este es de los primeros puntos que se han sacado no es por razones educativas", asegura. 

Del mismo modo, apunta a que la reducción de horas de Religión afectaría también a la asignatura de Valores cívicos y éticos. Por esa razón, insiste en que la medida pactada por el PSN con sus socios de gobierno no responde a "razonamientos pedagógicos, ni que intenten resolver problemas, porque no existen, ni siquiera que exista una demanda social"

Jorajuría defiende la enseñanza de las religiones en las aulas por sus beneficios para la formación cultural de los alumnos, más allá del aspecto vivencial. Entre ellos, evitar el fundamentalismo. "Se supone que estamos a favor de que en la escuela se enseñe y se discuta sobre temas de valores. Recluir a espacios cerrados todo lo religioso, puede provocar mentes cerradas". 

De la misma manera, afirma que Religión, junto con el resto de displicinas, ayudan a configurar a las personas. En ese proceso, continúa, "la Religión "aporta su grano de arena". "El estudio de la Religión es un acercamiento a una realidad histórica y cultural presente en el entorno en el que nos movemos. Los chicos necesitan unas claves, más allá de lo que pueda ser vivencial, desde la clave cultural es entender un contexto histórico, cultural, que son las raíces europeas", concluye.

Lo más