¿Que representa mayo para la Iglesia Católica?

La celebración de este mes de mayo es más que una tradición entre los cristianos, es un homenaje y una acción de gracias hacia quien es Nuestra Madre

¿Que representa mayo para la Iglesia Católica?
Santiago Tedeschi
Redactor de digital

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 04:36

El mes de mayo es el período del año que más que cualquier otro relacionamos con la Virgen María. Un tiempo en el que los rosarios se multiplican, las peregrinaciones a los santuarios son frecuentes (y esperamos que vuelvan pronto), y se siente más fuerte la necesidad de rezar a la Virgen. Una necesidad que se siente con especial urgencia en el tiempo que vivimos. El Papa subraya esto en la "Carta" enviada a todos los fieles el 25 de abril. Una invitación cálida y cariñosa para redescubrir la belleza de rezar el Rosario en casa. Se puede hacer juntos o personalmente, pero sin perder de vista el único ingrediente verdaderamente esencial: la simplicidad. Contemplando el rostro de Cristo con el corazón de María, agrega el Papa Francisco, quien ofrece a los fieles los textos de dos oraciones a la Virgen, "nos unirá aún más como familia espiritual y nos ayudará a pasar esta prueba".

¿Cómo sucedió que mayo fuera relacionado con la Virgen María?

Existen muchos factores diferentes que han contribuido a esta relación. Primero, en la antigua Grecia y en la antigua Roma, el mes de mayo era dedicado a las diosas paganas relacionadas con la fertilidad y la primavera (respectivamente, Artemisa y Flora). Esto, combinado con otros rituales europeos que conmemoran la nueva temporada de primavera, ha llevado a muchas culturas occidentales a considerar un mes dedicado a la vida y la maternidad en mayo.

ctv-pki-mayo-maria

El rey sabio y el nacimiento del rosario.

En particular, la historia nos lleva a la Edad Media, a los filósofos de Chartres en 1100 y aún más al siglo XIII, cuando Alfonso X "el Sabio", rey de Castilla y León, en "Las Cantigas de Santa María" celebraba María como: «Rosa de rosas, flor de flores, mujer entre mujeres, luz de los santos y cielos alejados (...)». Poco después, el dominico Enrique Susón, místico alemán que vivió entre 1295 y 1366 en el Libro de la Sabiduría eterna, así se dirigía a la Virgen: "Bendita seas al amanecer, sobre todas las criaturas, y bendito sea el prado florido de rosas rojas de tu hermoso rostro, adornadas con la flor roja rubí de la Sabiduría Eterna». Pero la Edad Media también ve el nacimiento del Rosario, cuya referencia a las flores es evidente por el nombre. Dado que las guirnaldas de rosas se ofrecen a la persona amada, las guirnaldas de la Ave María se entregan a la Virgen.

La indicación del jesuita Dionisi

Sin embargo, la relación de mayo como el mes de María se debe a un padre jesuita: Annibale Dionisi. Religioso, nacido en Verona en 1679 y muerto en 1754 después de una vida marcada por la paciencia, la pobreza, la dulzura. En 1725, Dionisi publicó "El mes de María o el mes de mayo consagrado a María con el ejercicio de propuestas a los “verdaderos devotos” de ella ". Entre las novedades del texto, la invitación a vivir, a practicar la devoción mariana en lugares cotidianos, en lo ordinario, no necesariamente en la iglesia "para santificar ese lugar y regular nuestras acciones como se hace bajo los ojos más puros de la Santísima Virgen". En cualquier caso, el patrón a seguir era simple: oración (preferiblemente el Rosario) frente a la imagen de la Virgen y meditación sobre sus dogmas.

ctv-sbf-virgen-maria

La encíclica de Pablo VI

El resto es historia reciente. La devoción mariana pasa por la proclamación del Dogma de la Inmaculada Concepción (1854) que crece gracias al amor inconmensurable por la Virgen de los santos como Don Bosco y se nutre del sabio magisterio de los Papas. En la encíclica Mense Maio, del 29 de abril de 1965, Pablo VI indica mayo como "el mes en el que, en los templos y entre las paredes domésticas, más ferviente y más cariñoso de los corazones de los cristianos sube a la Virgen el homenaje de su oración y su veneración. Y también es el mes en que los dones de la misericordia divina fluyen más y más abundantes desde su trono». Sin embargo, cada encuentro con ella no puede dejar de resultar en un encuentro con Cristo mismo».

La celebración de este mes de mayo es más que una tradición entre los cristianos, es un homenaje y una acción de gracias hacia quien es Nuestra Madre. Como "regalos" para Ella, se suelen hacer muchas cosas. Entre ellas, el rezo del Rosario, las ofrendas florales o la meditación de sus dogmas son algunas ideas con las que honrar a María en este mes de mayo.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

Lo más

En directo 2

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Reproducir
Directo La Tarde

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Escuchar
Directo Un café con Chicas del Deporte

Un café con Chicas del Deporte

Ver