Para todo esto sirve el dinero de la 'X' de la casilla de la Renta destinado a la Iglesia Católica

Por un simple 'click' en esa casilla de la X de la Declaración de la Renta haces que pasen todas estas cosas

Vídeo

 

Javier González
Javier González

Redactor COPE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 20 feb 2020

La misa del domingo, la boda de tus amigos, ese proyecto de Cáritas, la parroquia de la esquina... todo eso y mucho más existe en parte gracias al dinero que proviene de la casilla de la X de la Declaración de la Renta. Esa X hace que una pequeña parte del dinero que tenemos que pagar al Estado, sea para la Iglesia Católica. Y hasta aquí, todo bien. Pero, ¿en qué se gasta exactamente ese dinero?

El número de personas que deciden marcar esa X crece cada año, y también la cifra de dinero que percibe la Iglesia gracias a esa acción. Durante el ejercicio del año 2019, la Iglesia Católica obtuvo más de 284 millones de euros gracias a la casilla de la 'X' de la Declaración de la Renta. La cifra más alta de la historia, creciendo en más de 27.000 nuevas 'x'.

¿Qué es la 'X'?

Es la marca que se pone en una casilla de la Declaración de la renta que dice así: "destinar una parte de sus impuestos al sostenimiento de la Iglesia Católica". Concretamente el 0,7%. Por supuesto eres libre de marcarla o no, y lo hacen más de ocho millones de personas en España. No hay que pagar más, ni se devuelve menos dinero. No cambia nada, solo que decides qué pasa con esa pequeña parte de tus impuestos.

¿Qué pasa con ese dinero?

Y ¿en qué se gasta toda este dinero la Iglesia? Pues de momento en pagar a sus trabajadores, que son al final los sacerdotes. Su sueldo es de 900 euros, poco más del mínimo en España y ahora eso sí... su horario es 24 horas, siete días a la semana. Confiesan, dan misa, visitan a enfermos, dan catequesis, organizan proyectos, bautizos, bodas, comuniones...

Investigando en internet se puede encontrar absolutamente todo lo que se hace con ese dinero. La Iglesia publica cada año un documento -'Memoria anual de actividades'-, al que todo el mundo puede acceder, donde se puede comprobar en qué se gasta este dinero, que la gente aporta -recordamos- libremente. De hecho existe una página web entera, solo para informar a los ciudadanos en este sentido.

Por ejemplo, la Iglesia invierte en educación. Tiene más de 2.000 colegios, con más de 1 millón de alumnos y contratados a más de 100.000 personas. De hecho, este dato es todavía más significativo si se tiene en cuenta que esta aportación, hace que el Estado se ahorre más de 2.500 millones de euros. Casi diez veces más, de lo que gana la Iglesia con la 'X'. También ayuda a más de 13.000 misioneros y 500 familias misioneras que dedican su vida a ayudar a las personas en los sitios más pobres del mundo. 

El dinero también se destina a la tan importante y cada vez menos valorada cultura. Si las iglesias y monumentos más visitados de España están como están, restaurados y cuidados -en la medida que se puede-, es gracias también al aporte de los contribuyentes con la x. 

Pero lo más importante de todo esto, es que gran parte de ese dinero se destina a la gente, a las personas, a los que tenemos al lado y que necesitan ayuda. La Iglesia mantiene más de 9.000 centros que ayudan a más de 4 millones de personas. Es decir, a una población que equivaldría a la de casi tres veces Barcelona, por ejemplo.

La Iglesia invierte en hospitales, guarderías, casas para ancianos, personas con discapacidad, centros de ayuda a la mujer, a refugiados, a víctimas de la violencia, a drogadictos, a personas sin hogar... 

El dinero que se obtiene de la 'X', es dinero que se da a personas concretas y a proyectos que trabajan cada día por ayudar a los que lo necesitan. Dando también la importancia que merece al lado humano, al acompañamiento de la persona. 260 millones que se gastan en más razones para marcar esa x. Solo son datos, pero detrás, hay muchas personas.

En directo2