Boletín

Obras Misionales Pontificias envía al Papa 14,4 millones de euros para los misioneros

Obras Misionales Pontificias España ha presentado su Memoria de Actividades, donde da cuenta de su tarea de ayuda a los misioneros

Obras Misionales Pontificias envía al Papa 14,4 millones de euros para los misioneros

 

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 17:07

Obras Misionales Pontificias (OMP) ha presentado esta mañana la Memoria de actividades 2018, que da cuenta de todo lo realizado por la institución en España. El director nacional de OMP en Mali ha agradecido las ayudas recibidas por parte de los españoles y ha explicado que las ayudas llegan, e impulsan el trabajo de la Iglesia diocesana y de los misioneros, especialmente con los niños. Él mismo encontró la vocación sacerdotal en un grupo de Infancia Misionera liderado por un misionero español.

Los donativos del Domund ayudan a las Iglesias más jóvenes. Entre ellas, la de Mali, con un 3% de cristianos, que en 2018 recibió 699.000 euros en 2018, de los cuales 60.000 euros salieron del bolsillo de los españoles.

“En un país como Mali, 100% territorio de misión, la ayuda de OMP es muy importante”, ha explicado Hervé Tienou, director nacional de OMP en el país africano. “Con esta ayuda sentimos el apoyo solidario de toda la Iglesia universal; y lo agradecemos, en estos momentos complicados de nuestra historia”. Según ha explicado, por un lado las OMP allí fomentan el espíritu misionero en todos los fieles, y realizan colectas para colaborar con las misiones en el mundo –unos 20.000 euros de media los últimos años-.

Nosotros damos poco, lo que podemos, pero recibimos mucho

Pero por otro lado, también gestionan las ayudas que reciben de todo el mundo. “Nosotros damos poco, lo que podemos, pero recibimos mucho”. Las diócesis hacen sus peticiones ante los secretariados de OMP mundial, desde donde se aprueban los proyectos que van a ser apoyados.

El dinero llega a la cuenta de OMP en Mali y llega a su destino, donde se apoyan proyectos pastorales y de apoyo de la infancia. En 2018, por ejemplo, España ha ayudado a construir un comedor en un internado de chicas, para evitar que sean explotadas al ir a la ciudad a estudiar. También se ha apoyado a grupos de Infancia Misionera. “Yo mismo encontré el deseo de ser sacerdote, en los amigos de Kizito –uno de los grupos de los apoyados anualmente por OMP-, y gracias al trabajo de Jesús Martínez, un padre blanco español”, ha explicado. “Es muy emocionante saber que España ayuda a hacer este trabajo en Mali, estamos muy agradecidos”.

El trabajo en la retaguardia

Mali es un ejemplo de otros muchos países en los cinco continentes, que cada año cuentan con el respaldo de OMP. Las ayudas son fruto de todo un trabajo de sensibilización y formación que se realiza en toda España, de la mano de las diócesis. En 2018, más de 240.000 personas asistieron a algún acto misionero, y cerca de 3.300 participaron en algún curso de formación. Todo ello en el marco de las tres jornadas que organiza OMP: Domund, Infancia Misionera y Vocaciones Nativas.

“OMP es una institución que merece ser conocida, porque hace mucho bien a la Iglesia española y a todo el mundo”, ha explicado José María Calderón, director nacional de la institución en España. Calderón ha desgranado los datos de la Memoria, donde se explica todo lo realizado en el ámbito de la sensibilización, la formación, el acompañamiento a los misioneros y las ayudas económicas enviadas a las misiones. Según ha explicado, el objetivo de las OMP es doble: de sensibilización y de apoyo a las misiones, y para lograrlo, se trabaja a lo largo de todo el año en las diócesis españolas. “El Papa subraya que la misión debe ser el paradigma de toda la pastoral ordinaria, y ese es nuestro trabajo, recordar que todos los bautizados somos enviados a la misión”.

“Los 11.000 misioneros españoles nos enseñan el camino a seguir en la Dirección Nacional de OMP” ha afirmado Dora Rivas, responsable del acompañamiento de los misioneros. “Los que trabajamos en la retaguardia tenemos que aprender un lenguaje nuevo para llegar a nuestra sociedad actual, donde ningún concepto religioso puede darse ya por supuesto”. Según ha explicado, desde OMP se está haciendo un enorme esfuerzo en el ámbito de la comunicación, para dar a conocer el trabajo de los misioneros, y también para mantener el contacto personal con ellos. “Es importante que la sociedad entienda nuestro mensaje, porque todos somos necesarios para seguir ayudando a los misioneros y misioneras”.

Lo más