Las Edades del Hombre busca reinventar "la mejor colaboración entre la sociedad civil y la Iglesia"

El patronato de la fundación destacó el valor de poner el patrimonio al servicio de combatir el problema de la despoblación y expuso sus nuevos retos

Gonzalo Giménez, secretario general de la Fundación y Mons. José María Gil Tamayo, obispo de Ávila

Gonzalo Giménez, secretario general de la Fundación y Mons. José María Gil Tamayo, obispo de Ávila  

Redacción religión

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 12:47

El patronato de la Fundación Las Edades del Hombre se reunió el pasado martes en el Centro Diocesano de Espiritualidad de Valladolid. Este evento contó con la asistencia del arzobispo y presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), el Cardenal Ricardo Blázquez, y de su obispo auxiliar y portavoz de la CEE, Monseñor Luis Argüello, junto a varios prelados de las diez diócesis de Castilla y León y la dirección de la institución.

Además de aprobar las cuentas del pasado ejercicio, la Fundación dio cuenta a los patronos del balance de las exposiciones (en especial de ‘Angeli’, que se está desarrollando  “con muchísimo éxito” en el municipio burgalés de Lerma) y de otras iniciativas de recuperación de espacios y obras de arte ejecutadas por la institución en la región de Castilla y León.

El nuevo presidente del Patronato de la Fundación las Edades del Hombre y obispo de Ávila, don José María Gil Tamayo, destacó la importancia de la contribución de las Edades del Hombre, “desde la Iglesia y por la Iglesia”, al desarrollo de una comunidad autónoma tan necesitada de iniciativas que amortigüen su despoblación, al diálogo entre fe y cultura, y a la conservación y puesta en valor de un patrimonio que es seña de identidad del territorio y de los católicos castellanos y leoneses.

Entre los “sueños” o propuestas de futuro que se plantea la Fundación, está la creación de un máster en patrimonio religioso, la realización de exposiciones fuera de la comunidad autónoma, o la restauración de nuevas piezas en la sede, ubicada en el monasterio vallisoletano de Valbuena de Duero. “Se trata de sueños, no de ilusiones”, apuntó Gil Tamayo, tras destacar que cualquier iniciativa estará avalada por el prestigio nacional e internacional de la Fundación de las Edades, con una experiencia grande y “frutos maravillosos que son expresión de la mejor colaboración entre la sociedad civil y la Iglesia”.

Los obispos y arzobispo de las diócesis de Castilla y León que forman el patronato de la Fundación Las Edades del Hombre decidieron también que el actual secretario general de la Fundación, Gonzalo Giménez, se mantenga en el cargo durante los próximos cuatro años.

Lo más