• DIRECTO

    Tiempo de Juego

    Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Boletín

La hermandad de Mena pide a Abascal, Casado y Rivera que no acudan a la procesión de la Legión

La hermandad del Cristo que procesiona la Legión no quiere que se convierta en un acto político

La Legión pide a Abascal, Casado y Rivera que no acudan a la procesión del Cristo de la Buena Muerte

Jorge Zapata

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 12:04

La procesión del Cristo de Mena a hombros de los legionarios en Málaga, con el 'Novio de la Muerte' como banda sonora, es uno de los eventos de Semana Santa más conocidos y queridos de España. Este 2019, los políticos no podrán acudir a este precioso evento.

Antonio de la Morena González, el hermano mayor de la Congregación, ha enviado una carta a los principales líderes políticos españoles pidiendo que no acudan a la procesión. Según informa El Mundo, Pablo Casado, Santiago Abascal y Albert Rivera han recibido un mensaje claro: "Tengan a bien no asistir a ninguno de los actos que tenemos previstos para este año, dada la proximidad del escenario electoral, evitando de esta forma que los mismos puedan llegar a convertirse en un acto más de campaña electoral".

Los tres políticos tenían previsto asistir al acto en el que la Legión desembarca en Málaga para llevar con sus manos al Cristo de Mena a trono antes de la procesión de Semana Santa. No sería la primera vez, que diferentes políticos acuden a Málaga para vivir esta tradición tan popular. La procesión tendrá lugar durante el jueves santo, justo diez días antes de las elecciones generales.

"Ninguno de nuestros actos previstos para la Semana Santa pudiese considerarse como escenario de debate electoral"

Por ello la hermandad ha querido expresar su "inquietud ante las expectativas de diversa índole que se están generando en nuestra ciudad dada la coincidencia de la Semana Santa con periodo de campaña electoral, y que analizamos internamente con natural y honda preocupación".

La junta de gobierno de la cofradía "ha tomado firme acuerdo de velar por que, ante la particular situación política de este año, ninguno de nuestros actos previstos para la Semana Santa pudiese considerarse como escenario de debate electoral, y llegar a ocasionar en el seno de nuestra Congregación y en nuestro entorno tensiones de carácter político o ideológico".

De ahí que se vean "obligados" a impedir amablemente la asistencia de los políticos a su traslado, "situación ésta que no debemos consentir por ser contraria al espíritu y finalidad de lo que celebramos, además de ser radicalmente opuesta a los estatutos por los que se rige la Congregación", según informa hoy el diario El Mundo.

Lo más