Boletín

Elena y Gisela, dos amigas unidas por Cáritas Madrid

En la Comunidad de Madrid hay más de 270.000 personas mayores que viven solas, pero Cáritas trabaja para atenderlas y acompañarlas

Audio

Elena y Gisela, dos amigas unidas por Cáritas Madrid 

Miguel Aguilar Muñoz | @miguelaguimu

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 15:02

Elena tiene 75 años, reside en Oteruelo del Valle -un pueblo a 90 kilómetros de Madrid-, y vive sola desde que se quedó viuda y sus descendientes se marcharon de casa. Elena se vale por si misma, pero durante la semana suele estar sola en casa continuamente.

Gisela es una monja mexicana de la Congregación Misioneras y Catequistas de los Sagrados Corazones de Jesús y María, situada en el mismo municipio madrileño. Lleva 11 años colaborando con Cáritas Madrid.

Las historias de ambas se unieron gracias a Cáritas Madrid, que trabaja para atender, acompañar y ayudar a personas mayores que viven solas. En la Comunidad de Madrid hay 270.500 personas mayores de 65 años viviendo sin compañía, de las cuales 201.000 son mujeres y el resto hombres.

Elena y Gisela ahora, además, son amigas. Elena no depende física ni psicológicamente de ninguna persona, pero valora mucho “la compañía de gente joven como Elena”, tal y como ha afirmado en Herrera en COPE Madrid. “Me da alegría cada vez que viene”, ha confesado Elena.

Con el objetivo de acompañar a personas como Elena, Cáritas Diocesana de Madrid cuenta con 28 proyectos dirigidos a personas mayores y dependientes en distintos niveles. Por ejemplo, acercamiento a la realidad de los mayores, centros culturales, equipos de intervención de mayores con dependencia moderada y residencia de personas mayores.