Boletín

Así ha sido la beatificación de los 9 mártires de Oviedo 

El Cardenal Angelo Becciu, Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, ha presidido la ceremonia de beatificación

Así ha sido la beatificación de los 9 mártires de Oviedo

 

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 09:33

El Cardenal Angelo Becciu, Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, ha presidido la ceremonia de beatificación de los Mártires de Oviedo. Nueve seminaristas que fueron asesinados por persecución religiosa entre 1934 y 1937. Un acto que ha tenido lugar a las once la mañana en la Catedral de Oviedo. 

En esa Catedral se conservan los restos mortales de Ángel Cuartas y sus compañeros mártires. Debido a este acto, la capilla permanece abierta desde las dos del mediodía hasta las ocho de la tarde. En la jornada siguiente, el domingo 10 de marzo, la capilla mayor permanecerá abierta desde las diez de la mañana hasta las siete de la tarde. Además, el domingo en la Basílica de Covadonga a las 12 del mediodía, el Arzobispo de Oviedo, Mons. Jesús Sanz presidirá una eucaristía por los nuevos beatos.

El pasado 7 de noviembre, el Papa Francisco aprobó la beatificación de los Decretos de Martirio de los Siervos de Dios, Ángel Cuartas Cristóbal y sus ocho compañeros mártires. Todos eran estudiantes en el Seminario de Oviedo. Según ha explicado el Arzobispado de Oviedo, fueron asesinados por su fe en el periodo comprendido entre 1934 y 1937. 

Ángel Cuartas Cristobal, Gonzalo Zurro Fanjul, José María Fernández Martínez, Sixto Alonso Hevia, Manuel Olay Colunga, Luis Prado García, Juan José Castañón Fernández, Jesús Prieto López, Mariano Suárez Fernández...la historia de los mártires de Oviedo aquí. 

En El Espejo de COPE, Mons. Jesús Sanz, Arzobispo de Oviedo, ha hablado sobre la beatificación de estos nueve seminaristas mártires: "Los mártires de Oviedo tenían el corazón lleno de ilusiones y de sueños". 

"Murieron por lo que eran y por lo que representaban"

Fidel González, Relator en Roma de la Causa de los Seminaristas Mártires, ha explicado en una charla sobre los mártires que: “La sangre de los mártires es semilla de cristianos ¿Qué hubiera sucedido si los cristianos en la Antigua Roma no se hubieran preocupado de recordar a quienes murieron por causa de su fe? Eso fue lo que dio a la historia de la Iglesia el culto de los mártires, el origen de las iglesias consagradas a la memoria de los mártires. Perdonen mi dureza en esto, pero Asturias tiene el deber de llevar adelante una cantidad grande de mártires, que ni murieron por motivos políticos, ni estaban inscritos en un partido, sino que murieron por lo que eran y por lo que representaban". 

Lo más