La parroquia de Alsasua lamenta "la utilización de la iglesia para fines al margen de su misión pastoral"

Un grupo de jóvenes se coló en el templo e hizo sonar las campanas durante la intervención de la víctima de ETA Beatriz Sánchez Seco.

La parroquia de Alsasua lamenta la utilización de la iglesia para fines al margen de su misión pastoral

La parroquia de Alsasua lamenta "la utilización de la iglesia para fines al margen de su misión pastoral" 

Semanario católico

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 12 nov 2018

El repique de campanas que este domingo dificultó la intervención de la víctima de ETA Beatriz Sánchez Seco durante el acto en Alsasua de la plataforma España Ciudadana no tuvo nada que ver con la parroquia de la localidad navarra.

El estruendo fue obra de un grupo de jóvenes que se colaron en el campanario, se encerraron por dentro y empezaron a bandear manualmente las campanas. Así lo ha denunciado la parroquia, cuyos sacerdotes se encontraban en la sacristía tras la finalización de la Misa de 11:00 cuando sucedieron los hechos.

Asimismo, la parroquia de Alsasua ha lamentado en un comunicado "la utilización de la iglesia para fines al margen de su misión pastoral".

Para acabar con el boicot, la policía foral tuvo que desatrancar la puerta de acceso al campanario. Una vez logrado, subieron al mismo y procedieron a identificar y expulsar a los jóvenes.

Críticas contra la Iglesia

Antes de conocerse la ocupación del campanario, diferentes personalidades se habían pronunciado contra el tañido de las campanas y la parroquia de Alsasua. "La voz de una víctima de ETA tapada por el tañido de las campanas. La abyecta iglesia nacionalista. Alsasua 2018", escribió en Twitter la ex diputada del Partido Popular Cayetana Álvarez de Toledo.

En términos similares se expresó el presidente de VOX Santiago Abascal: "En Alsasua junto a Ortega Lara. Una víctima de ETA habla desde el escenario. El cura de Alsasua ha entregado las campanas de las iglesias a los proetarras para silenciar las palabras de la víctima. Muy significativo", escribió en la misma red social.

Sin embargo, tras el comunicado de la parroquia de la localidad navarra, Abascal rectificó inmediatamente:  "RECTIFICACIÓN: celebro que el párroco de Alsasua no sea el culpable y que se haya desmarcado de los que han asaltado la iglesia para silenciar a las víctimas. Palabras claras: “desde la parroquia condenamos este acto delictivo”.

Sanciones por tocar las campanas

Denunciarán por infracción grave a quienes tocaron las campanas en Alsasua. Las personas identificadas ayer por hacer repicar las campanas de la parroquia de Alsasua de forma insistente durante el acto político convocado por "España Ciudadana" van a ser denunciadas por una "infracción grave" a la ley de Protección de Seguridad Ciudadana.

Así lo ha comunicado hoy la Policía Foral, que explica que en este caso se aplica el artículo 36.9 de la citada ley relativo a la "perturbación del desarrollo de una reunión o manifestación lícita, cuando no constituya infracción penal".

Para las infracciones graves se prevén multas en el caso de grado mínimo de 601 a 10.400 euros; de grado medio de 10.401 a 20.200 y de grado máximo 20.201 a 30.000 euros.

Los hechos tuvieron lugar ayer por la mañana, cuando en la plaza de los Fueros, donde se ubica el templo, "España Ciudadana" celebraba un acto político, en el que, entre otros, intervino el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera.

Durante los discursos, un grupo de jóvenes que habían accedido al campanario, sin conocimiento de los sacerdotes, según precisó el arzobispado, bandearon manualmente las campanas.

Esto unido al ruido de sirenas, música y gritos de las personas congregadas en los alrededores en protesta por este acto, dificultó poder escuchar las intervenciones de los ponentes. 

Lo más