Boletín

Los militares del Tercio Viejo de Sicilia se despiden de la Virgen antes de partir a Irak

Los militares del Tercio Viejo de Sicilia se despiden de la Virgen y serán desplegados a partir de noviembre en Irak integrados en una misión de la ONU

Los militares del Tercio Viejo de Sicilia se despiden de la Virgen antes de partir a Irak

 

Alfa y Omega

Semanario católico

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 17:52

Las compañías del regimiento Tercio Viejo de Sicilia de San Sebastián visitaron el santuario mariano de Arantzazu para encomendarse a la Virgen de Araztzazu -patrona de Guipúzcoa-. Lo hacen antes de comenzar una misión de la ONU en Irak.

Los militares se despidieron de la Virgen de Araztzazu este viernes 6 de septiembre y viajarán al país de Oriente Medio en el próximo mes de noviembre. Los 180 soldados fueron recibidos por los sacerdotes del santuario y seguidamente realizaron una ofrenda floral, que estuvo acompañada por el himno de la Virgen interpretado por la banda de cornetas y tambores del propio regimiento. Por último, recibieron la bendición.

Según EFE, «el Tercio Viejo de Sicilia, con acuartelamiento en las instalaciones militares del barrio donostiarra de Loyola, es uno de los dos únicos regimientos aún en activo de los que participaron en la batalla de Lepanto, y es una de las diferentes unidades militares en las que sirvió el escritor Miguel de Cervantes a lo largo de su vida, si bien el autor de El Quijote lo hizo dos años después de resultar herido en esta histórica batalla».

ctv-z67-tercioviejosicilia2

El vicario general de Irak en España

La visita de los militares a la Virgen, previa a su desplazamiento a Irak, coincide en el tiempo con la presencia en España del vicario general para los católicos sirios de Irak.

El padre Píos Qasha se encuentra en nuestro país para «dar a conocer la vida y las circunstancias de las comunidades católicas» en Irak.

Por ello, el vicario ha participado en la inauguración del curso de Cáritas Castrense y ha impartido una conferencia en la que ha destacado la disminución del número de católicos en la zona –actualmente son unos 300.000– debido a la emigración producida como consecuencia de los conflictos allí vividos.

Lo más