Boletín

El Gobierno sobre la Religión: se mantendrá y se evaluará, pero la nota no contará para selectividad

Un asesor del Gobierno reconoce que se respetarán escrupulosamente los Acuerdos entre el Estado y la Santa Sede

Isabel Celaá en conferencia política del PSOE

*CORRIGE AUTOR* GRAF577. SANTANDER, 17/11/2018.- La ministra de Educación y Formación Profesional, y portavoz del Gobierno de España, Isabel Celaá, durante su intervención hoy en la Conferencia Política en el congreso del PSOE en Cantabria. EFE/Román G. Aguilera Pedro Puente Hoyos

Semanario católico

Fran Otero

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 17:15

El Gobierno ha lanzado un mensaje claro sobre la presencia de la Religión en la escuela: se mantendrá como hasta ahora. Es decir, será de oferta obligatoria, optativa para los alumnos y sufragada con fondos públicos, aunque está en cuestión que la nota compute para la solicitud de becas y para el acceso a la universidad. Si formará parte de la nota media, pero no se contabilizará para los dos casos citados anteriores.

Esta es la intención del Ministerio de Educación con la reforma de la Lomce, tal y como explicó este miércoles el vocal asesor de la Secretaría de Estado de Educación, Juan López, que participó en unas jornadas sobre libertad y educación religiosas organizada por la Universidad Pontificia Comillas y por la Fundación SM. «El carácter evaluables para las becas y el acceso a la universidad es más cuestionable y aquí hemos abierto un debate con distintos agentes», explicó. Eso sí, agregó que «debe ser evaluada, porque lo que no se evalúa se devalúa»

Esta es una de las cuestiones que se abordará en la reunión que mantendrán los responsables de Educación, con la ministra Isabel Celáa a la cabeza, con representantes de la Conferencia Episcopal Española el próximo 3 de diciembre. «Es un tema que sigue abierto y sometido a consulta a numerosas organizaciones», dijo López, que aseguró que el Gobierno va a mantener la asignatura y que va a respetar escrupulosamente los Acuerdos entre la Santa Sede y el Estado español.

Sobre la cuestión de la alternativa, dijo que la organización compete a los centros igual que sucede con las demás asignaturas optativas y que se mantendrá dentro del horario lectivo. Además, los profesores seguirán siendo elegidos por la Conferencia Episcopal.

El asesor del Gobierno dejó claro que en las asignaturas de Geografía, Historia o Filosofía se deben incluir de forma transversal formación sobre la historia de las religiones, algo que consideró «razonable» para conocer las creencias básicas de cada religión, con especial atención a la fe católica, mayoritaria en nuestro país, y su relación con las otras.

En el debate también participaron el consejero de Educación de Castilla y León, Fernando Rey, y Javier Cortés, expresidente de SM, experto y autor de libros de texto sobre la materia y hoy director del colegio Summa Aldapeta de San Sebastián.

El primero defendió la enseñanza religiosa tal y como está establecida en estos momentos y criticó que «la izquierda escolar» regrese continuamente a un tema que no es central ni en la vida de los centros ni de los alumnos. «¿Verdaderamente es necesario que la reforma educativa aborde el tema de la Religión?», dijo.

Finalmente, Cortés defendió que el debate sobre la Religión no es político ni legal exclusivamente, sino fundamentalmente cultural. De hecho, ve fatídico que la lucha se centre en las primeras y olvide la segunda. Su propuesta pasa por una presencia «sistemática y generalizada» de lo religioso. Desdeñó una presencia de la Religión aséptica, pues no entendería que se enseñase, por ejemplo, poesía de esta manera: «Se podría plantear una enseñanza laica de la poesía? ¿Cómo hablar entonces de san Juan de la Cruz? La religión no es arqueología, sirve para comprender el mundo de hoy».

Etiquetas

Lo más