La curiosa forma de acercar a los niños la vida de las santas contemplativas

A través de los libros, con ilustraciones y colores, los más pequeños, pero también los mayores, pueden conocer las vidas de estas grandes mujeres

La curiosa forma de acercar a los niños la vida de las santas contemplativas | Editorial Maratania

La curiosa forma de acercar a los niños la vida de las santas contemplativas | Editorial Maratania 

Alfa y Omega

Semanario católico

Rodrigo Moreno Quicios

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 08:53

En el libro Clara de Asís. La Dama Pobre, nada se deja al azar. "Hay cierta línea editorial y el ilustrador trabaja con un texto ya escrito", explica Juan Pablo Navarro, autor del libro. Sin embargo, como explica el fundador de la editorial Maratania, también existe un diálogo entre dibujante y escritor para dar a conocer a los santos de la forma más nítida posible.

"Al haber cierta variedad de ilustradores, también hay diferentes puntos de vista", apunta el escritor. Y, a veces, esta diversidad de opiniones provoca cambios en el guión y nuevos consensos. Un buen ejemplo es cómo María Bullón, ilustradora del libro dedicado a santa Clara, alumbró una nueva escena. "Cuando santa Clara está en el convento con sus hermanas, viene un tío suyo y coge a santa Inés por los pelos, pero Bullón me convenció de que la escena era demasiado dura y decidimos cambiarla", cuenta Navarro.

La sensibilidad de la dibujante también les llevó a, en vez de representar aquel momento tan crudo, hacer un sorprendente retrato de san Francisco de Asís en su lecho de muerte. "Entonces tenía llagas y estaba ciego, pero en el libro sale muy alegre tocando la guitarra", cuenta Navarro. A su juicio, aunque esta representación es poco realista, "explica muy bien la realidad espiritual de san Francisco de Asís y el canto de las criaturas".

Es, en definitiva, lo que trata de hacer Juan Pablo Navarro en Clara de Asís. La Dama Pobre, un libro para que los más pequeños se acerquen a "un mundo tan complejo como el de las santas contemplativas". "Que unas señoras se metan en un convento es un choque total para el hombre del siglo XXI", opina el autor.

Para grandes y pequeños

Los libros sobre santos de la editorial Maratania tienen tres niveles de lectura. En páginas interiores, hay distintos tipos de letras y colores. Algo que, según Navarro, "ayuda a los niños a aprender con mayor facilidad". En cada página hay una palabra en mayúsculas "para que se vea la enseñanza principal". Por otro lado, una serie de frases aparecen subrayadas para que los padres puedan leer el cuento a sus hijos de forma resumida.

Pero el libro también se puede leer de corrido sin detenerse en estos aspectos, una opción que Navarro recomienda a los mayores, pues considera que el libro también puede serles de utilidad.

"Hay que tener cierta madurez para leerlos, pero a partir de los ocho años, sirve para cualquier lector", explica Navarro, quien lo ha comprobado con su hija. «Comenzó a leerlos con 12 años y ahora, con 14, le siguen encantando".

Lo más