Boletín

Contador, en Tiempo de Juego: "Alaphilippe me recuerda a Jalabert, ahora le queda aguantar el amarillo"

El ex ciclista de Pinto analizó en 'Tiempo de Juego' la 14ª etapa del Tour, con final en el Tourmalet, en la que el francés reafirmó su candidatura.

Audio

Cope.es

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 00:19

Alberto Contador pasó este sábado por los micrófonos de 'Tiempo de Juego' para analizar la 14ª etapa del Tour de Francia, que acabó con triunfo de Thibaut Pinot en el Tourmalet: “He disfrutado con la subida de hoy pero quizás he echado en falta un poco más de batalla. Quizás si el plan previsto de Movistar con Quintana que no estaba como él quería les ha obligado a ser un poco más conservadores. En cuanto al resto de corredores, se ha notado todos iban bastante justos y la victoria se ha tenido que decidir en un grupo reducido de 6 u 8 corredores pero creo que se han visto muchas cosas”, analizó.

Sobre el papel de Movistar, Contador destacó la valentía del equipo español para poner en jaque a las favoritos: “Me ha gustado la actitud de Movistar porque ha sido muy atrevida y ha puesto en dificultades a grandes favoritos. La actitud ha sido muy buena menos en la última subida que ha sido un poco más discreta quizás por la velocidad a la que se ha subido. Corredores muy importantes se han dejado tiempo en esa ascensión, como es el caso de Thomas que quizás es el máximo favorito con un Alaphilippe que no deja de sorprendernos”, comentó.

Para Contador, el gran perjudicado de la jornada del sábado fue un Nairo Quintana que demostró no estar a la altura del equipo: “El planteamiento era muy bueno y a veces por lo que sea tu líder no responde o tiene un día malo. Pero lo que sí es muy importante es transmitir esas sensaciones al equipo para adaptarse a la situación, hoy no se ha producido eso y cuando han parado Mikel y Alejandro para esperarle ya se había descolgado del grupo. Ha faltado contacto entre ellos. Son cosas que a veces pasan, el líder no termina de funcionar como uno esperaría cuando te reúnes en el autobús y por eso hay que diseñar un plan B”, aseguró.

Tras la etapa con final en el Torumalet, el de Pinto aconseja al equipo español girar las tornas hacia Mikel Landa, que debe ser el nuevo líder del equipo: “Está claro que si Quintana ha tenido un desfallecimiento tan grande como el de hoy y Mikel le hemos visto bastante bien en todo momento menos en el final que se ha desinflado a la hora de luchar por la victoria. Pero está claro que después del día de hoy ha ganado enteros para la general”, dijo.

En cuanto a las posibilidades del líder de la general, el madrileño sigue siendo bastante escéptico con sus opciones: “Van pasando etapas y es difícil descartarle teniendo en cuenta lo que está haciendo. Queda mucho, más de la mitad del Tour, mañana domingo tenemos otro plato muy fuerte. Quedan los Alpes que van a ser muy exigentes y con sólo un día malo puedes perder toda la ventaja que has sacado hasta ahora. Es muy difícil pero no se le puede descartar", explicó.

Pese a la sorpresa de que esté liderando el Tour, el francés ya había demostrado su nivel en otras ocasiones como recuerda Contador: “Ya nos ha hecho disfrutar dando buenas exhibiciones. El año pasado se centró más en la montaña y en ganar etapas porque perdió tiempo en la general. Este año le ha salido todo rodado, ha marcado buenas diferencias, el equipo hizo una buena contrarreloj y cada vez es más líder. Te sorprende por ejemplo la victoria en la contrarreloj, la primera parte era más o menos favorable para él pero lo sorprendente es que en los últimos 10 kilómetros aumentó la renta con Thomas. Es una sorpresa pero ya estaba haciendo cosas atípicas”, recordó.

Más allá de Nairo, el otro gran perjudicado de la 14ª etapa fue un Enric Mas, que para Contador ya ha perdido la vitola de líder: “Alaphilippe se está ganando que el equipo confíe en él. También hay que tener en cuenta que el francés tiene contrato con el Quick-Step, Enric está con pie y medio fuera del equipo y así hay que añadirle Francia está absolutamente volcada con él, incluso yo diría que el mundo entero está sorprendido con él", comentó.

Estableciendo comparaciones con etapas anteriores para el bicampeón del Tour, el francés se asemeja mucho por sus cualidades al francés Laurent Jalabert, ganador de la Vuelta a España en 1995: “Quizás me recuerda un poco a Jalabert que siempre luchaba por las grandes vueltas pero el Tour siempre se le resistía. Iba muy bien en contrarreloj, muy buena punta de velocidad aunque sin llegar a ser sprinter. A ver si Alaphilippe aguanta, consigue el amarillo y mete esa diferencia con Jalabert", analizó.

Por último, Contador aseguró que la gran baza española de aquí al final de la carrera será Mikel Landa: “Es difícil. A Enric se le han torcido las cosas en esta etapa perdiendo más de tres minutos. La baza sería Landa, a ver cómo evoluciona en estas cuatro o cinco etapas clave que quedan y cuánto tiempo consigue recuperar”, concluyó.

Lo más