Boletín

Gracias (Del 14 al 21 de marzo)

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 12:44

Buenas noches a todos.

Le escribo este mail al director del programa, pero va dirigido a todos los componentes...

Tal y como indica el título del mismo, gracias por salvar mi cordura. Me explico... Mi nombre es Raquel y soy de Lanzarote. Les sigo desde hace unos veinte años. Recuerdo que estaba estudiando en la Universidad y los comentarios del corrillo de los lunes eran sobre lo que habían dicho Lama, Paco, Pepe, Guasch, etc. No tenía ni idea de quién era ‘esa gente’ y para poder formar parte me puse a escucharles. Sobra decir que me quedé enganchada y que desde entonces han formado parte de la banda sonora de mi vida y los míos. 

Hace unos seis años el neurólogo de mi madre me dijo que debido a la demencia que padecía no creía que le quedara más de un año de vida. Decidí dejar de trabajar, cosa que no había hecho hasta entonces, y dedicarme a cuidarla ese último año. Al final fueron 14 meses y tengo que decir que fueron los más largos de mi vida. No podía salir de casa sino cuando venían a quedarse un ratito con ella que solía ser un día a la semana un par de horas. Para alguien que hasta ese entonces tenía una vida activa de trabajo, social, etc. tengo que decir que fue un suplicio. Me subía por las paredes lo que generó en un aumento de kilos muy importante y una ansiedad para nada saludable. 

Hubo días que creo que superé gracias a la radio y a la redacción de deportes de la cadena COPE, porque esos ratos de radio hacían que me olvidara un poco de la situación que me rodeaba.

Así que GRACIAS.

Me hice una promesa a mí misma, que cuando volviera a Madrid por algo más que trabajo, iría a ver un programa en directo. Hoy estuve ahí (la chica vestida de negro que casi se quedó hasta el final) y cumplí esa promesa.

Cuando los días se les hagan largos, y los partidos un coñazo (cómo los de esta tarde jajaja) recuerden que hay gente por ahí con la radio puesta que les agradece el trabajo que realizan.

Muchas gracias,

Saludos!

Lo más