COPE

Invitadas indiscretas

Con Carmen Ibañez y Paloma Rodríguez

    Podcast | Invitadas indiscretas: La lista negra de Hollywood

    Ya puedes escuchar el capítulo 6 del podcast de cope.es 'Invitadas indiscretas'

    Audio

    Tiempo de lectura: 2'Actualizado 13:26

    Ni el cine de la época de oro se libra de tener un capítulo más oscuro. La semana pasada hablábamos del cine peplum, concretamente el dedicado a la figura de los gladiadores. Si hay una película referente de este género es Espartaco. Protagonizada por Kirk Douglas, Peter Ustinov, Jean Simmons o Lawrence Olivier, fue dirigida por Stanley Kubrick y se estrenaba en el año 1960.

    Pero el parto de esta película fue de todo menos sencillo. Para remontarnos, debemos hablar de Howard Fast, el nombre del autor del libro Espartaco, que pasó tres meses en prisión por negarse a colaborar con el Comité de Actividades Antiamericanas del Congreso. Esa caza contra los comunistas que impulsó McCarthy. Entre rejas, aprovechó el tiempo libre para idear una novela que nueve meses después era una realidad.

    Fue en 1957 cuando el libro cayó en las manos del afamado actor Kirk Douglas, en forma de regalo de cumpleaños. El intérprete no tardó en decidir que quería llevar la historia a la gran pantalla, pero todo tenía un precio: 100 dólares y que el autor de la obra, Fast, adaptara el guion. Sin embargo, después de que el primer texto fuera un desastre, Douglas quiso apostar por un hombre llamado Sam Jackson, pseuónimo de Dalton Trumbo, uno de los 10 de Hollywood y miembro de la primera lista negra que se elaboró con nombres de directores y guionistas de la industria cinematográfica, que en 1947 fueron llamados a declarar por sus posibles simpatías con el comunismo. Roberto Gelado, profesor de Narrativa Audiovisual en la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Comunicación de la Universidad CEU San Pablo, contaba en Invitadas Indiscretas que lo más duro para estas personas que en muchas ocasiones terminaron condenadas en prisión por sus ideas políticas, no fue la condena en sí sino el castigo social al que fueron sometidos.

    Kirk Douglas, convencido de que la obra de Espartaco iba a ser una de las mayores superproducciones de la historia, decidió que el nombre de Trumbo apareciera en los créditos finales. Un gesto que fue fundamental, nos cuenta Roberto, para ayudar a visibilizar a estas personas que vivían escondidos tras haber sido condenadas por la Industria.

    Una época oscura de Hollywood en el momento más reluciente. No solamente Dalton Trumbo se vio obligado a esconder su identidad bajo un pseudónimo, aunque en un mundo como Hollywood, todos sabían de qué pie cojeaba cada uno. Pero eso lo contamos en este capítulo de Invitadas Indiscretas.

    Radio en directo COPE
    • item no encontrado

    En directo 4

    Directo Tiempo de Juego

    Tiempo de Juego

    Granada - Omonia

    Granada - Omonia

    Escuchar
    Directo Tiempo de Juego

    Tiempo de Juego

    AZ - Real Sociedad

    AZ - Real Sociedad

    Escuchar
    Directo El Cascabel

    El Cascabel

    Con Antonio Jiménez y Susana Ollero

    Ver TRECE