Pasa en la cárcel 9 años por un atraco que no cometió: “Ni siquiera me pidieron perdón”

José Antonio Valdivielso permaneció nueve años en prisión por dos atracos en los que no participó

Audio

Valdivielso permaneció nueve años en prisión por dos atracos en los que no participó

Imparables

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:45

Valdivielso siente que ha perdido su juventud. Desde los 23 y hasta los 32 años los pasó en prisión. Nueve largos años por dos atracos cometidos en el año 2001 en Móstoles, y en los que él no participó. Pese a que tenía coartada, ya que se encontraba durmiendo esa noche en su vivienda, fue detenido a raíz de unos erróneos informes policiales. Tras años de lucha por parte de su familia para que se hiciera justicia, depresiones y varios intentos de suicidio, fue absuelto en febrero de 2013. Seis años después de aquello y a sus 38 primaveras, se define como un hombre feliz tras lograr rehacer su vida y tener otro hijo: “Ahora también trabajo como autónomo en el mundo de las reformas. Lo he logrado superar, pero lo ocurrido seguirá presente para toda la vida. Nunca se olvida. Te cambia hasta la personalidad, te hace ser más desconfiado. Son nueves años de vida imposibles de recuperar. Ahora disfruto de mi hijo, que es lo único que me importa.”

La Justicia acabó por darse cuenta del error que habían cometido con Valdevielso, gracias a la lucha de la familia. No olvida la actuación negligente de la Policía Científica: “No hicieron nada por comprobar el error. En cambio, la Guardia Civil sí hizo bien su trabajo, y al verificar que yo no era el culpable, no tuvieron más remedio que ponerme en libertad. Todo esto me ha hecho desconfiar de la justicia y de la policía. Ni siquiera me pidieron perdón. Les guardo rencor.”

Nueve años de tensión permanente en la que Valdevielso estuvo a punto de quitarse la vida en varias ocasiones: “Lo intenté varias veces, y por suerte en una de ellas me encontraron mis compañeros de la cárcel. Cuando desperté en el hospital, vi a mi padre y me tranquilicé. Ha sido mi familia la que me ha apoyado. Luego, al quedar en libertad, me puse en manos de un psicólogo y del psiquiatra.”

Pese al daño causado, tan solo percibe unos 140 euros diarios. Su defensa solicitaba una indemnización de 1,1 millones de euros, correspondientes al sueldo que no pudo cobrar, además de la moral y las secuelas: “Ya he asumido que no me van a dar esa cantidad. Yo pediría que dejaran de darme dinero a cambio de devolverme esos nueve años que me robaron.”

Su historia es digna de una película. En algún momento se comentó la posibilidad de publicar su biografía, aunque a día de hoy está parado. Quizá sería buen momento cuando en un futuro le cuente a su hijo de dos años todo lo que le ha ocurrido: “Si me pregunta se lo contaré sin ningún problema. No tengo nada que ocultar. No hice nada.”

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

Lo más

En directo

Directo Poniendo las Calles

Poniendo las Calles

Con "El Pulpo"

Escuchar