COPE

El cirujano plástico Martín Anaya: "Las chicas más jóvenes piden tratamientos de relleno sin necesitarlo"

Cada vez más personas, algunas jóvenes, acuden a las consultas de los cirujanos plásticos para hacerse algún retoque estético

Retoques estéticos, imagen de archivo

Health,,People,,Youth,And,Beauty,Concept,-,Before,And,After

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 23:36

Los retoques estéticos están a la orden del día y son cada vez más las personas que acuden a las consultas de los cirujanos plásticos para pedir un cambio estético. A la cabeza de las más solicitadas siguen dos; el aumento de mamas y la liposucción. En este sentido, una encuesta deSecpre(Sociedad Española de Cirugía plástica Reparadora y Estética)de 2018 sitúa a estas dos operaciones en el podio estético, seguidas de la reducción de mamas.

En general, explica a COPE el cirujano estético Moisés Martín Anaya "toda la cirugía de mama, tanto el aumento con prótesis, como la reducción y elevación -mastopexia- tiene una gran demanda no sólo por cuestiones estéticas, también funcionales, como es el caso del pecho grande que produce problemas de espalda".

La cirugía de párpados también se encuentra entre las más solicitadas tanto para hombres como para mujeres. "El párpado hinchado o caído modifica mucho la armonía del rostro".

En cuanto a las chicas más jóvenes, "suelen pedir tratamientos de relleno, como el ácido hialurónico", en su opinión "sin necesitarlo". "Un pequeño retoque con este producto en los labios es lo más que hacemos al respecto en nuestra clínica".

Para el doctor Martín Anaya "es a partir de los treinta cuando se puede comenzar con los retoques de plasma rico en paquetas o hialurónico". En el caso del botox "lo recomiendo a partir de los 40".

HOMBRES Y RETOQUES

De la encuesta de Secpre se desprende además el siguiente porcentaje; el 83,4% de los retoques se practican a mujeres y el 16,6%, a hombres, cuyo porcentaje ha crecido 4,4 puntos en cuatro años.

En el caso de los hombres "la ginecomastia o reducción del pecho es una de las más demandadas, junto a la liposucción y a la cirugía de los párpados".

ESTÉTICA Y FAMOSOS

En el Hollywood de 1920 ya se utilizaba un rudimentario retoque fotográfico y algunas estrellas como Ryta Hayworth se sometieron a tratamientos estéticos. En este caso, para dar más presencia a su frente. En los 50 la mismísima Marylin Monroe se operó de la nariz y de la barbilla. Las pruebas médicas de aquellas intervenciones fueron incluso subastadas en 2013 y vendidas por más de 25.000 dólares.

Así hasta hoy, donde intervenciones discretas y pequeños retoques con excelentes resultados conviven con apariciones de estrellas que, tras salir de la clínica, acaparan portadas de revistas y espacio en los telediarios. Los casos más mediáticos son los de René Zellweger, Melanie Griffith , Meg Ryan, Silvester Stallone o John Travolta. Hoy, se habla de Donatella Versace, de Ricky Martin o de Nicole Kidman.

Sin embargo, para el cirujano Martín Anaya pueden sumarse aquí dos problemas, "de un lado la falta de naturalidad, se nota la operación y, por lo tanto “ es un fracaso” y del otro, la reoperación, personas que, por necesidades profesionales, se someten a muchos retoques, a tratamiento sobre tratamiento o a intervención quirúrgica sobre tratamiento, con resultados excesivos".

Por otro lado, "existe una adicción al bisturí, que han sufrido personajes del mundo del espectáculo como Michael Jackson o Mickey Rourke. Tras esta condición suelen ocultarse, sin que se pueda afirmar que sean estos los casos, aclara el doctor, problemas psicológicos de autoestima y percepción de la propia imagen".

Por el contrario, "hay famosas que han aumentado su pecho, reducido contorno o subido una talla el tamaño de sus glúteos sin que apenas se perciba. Si hablamos de ellos, un injerto capilar bien realizado o, por ejemplo, una liposucción para eliminar grasa tampoco llaman la atención y suponen una mejora considerable de la imagen". Retoques "elegantes y sutiles", como los realizados a Isabel Preysler o Tom Cruise.

Ahora bien, "en ninguno de ambos supuestos, ni cuando el resultado es evidentemente artificial, ni cuando marca tendencia, hay que fijarse en los famosos a la hora de solicitar una cirugía estética" ya que "cada persona presenta unas características anatómicas concretas y, por lo tanto, requiere soluciones propias".

La cirugía estética no funciona como los recortables

Los famosos se retocan "para tratar de retrasar el envejecimiento y parecer más atractivos, pero parten ya de una belleza propia". "Esta es la que hay que buscar en cada paciente, sin fijarse en otras personas. Por más que alguien se realice un lifting facial no va a parecerse a Brad Pitt, pero si podrán potenciarse sus mejores rasgos faciales" y nunca hay que " fijarse en lo que se lleva o deja de llevarse y es lo que hay que decirle al paciente".

Así pues, un buen cirujano estético, plástico y reparador "deberá explicar a su paciente todos estos aspectos si su intención es parecerse a alguien famoso a quien admira".




Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar