Boletín

Antonio Herráiz: "Un terrorista jamás deja de serlo. En el ADN lleva el gen asesino"

El comunicador de Mediodia COPE analiza la situación de Josu Ternera

Antonio Herráiz

Antonio Herráiz

Mediodía COPE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 16:12

Audio

 

Salvo contadas excepciones, un terrorista jamás deja de serlo. Puede que deje de matar si su organización es derrotada policialmente, pero en el ADN lleva el gen asesino y el gen de delincuente perpetuo. Cuando los agentes detuvieron en plena calle a Josu Ternera, el terrorista llevaba 4.000 euros en efectivo. Vamos, lo que la gente normal lleva habitualmente en el bolsillo cuando sale de su casa. Además, cuando la policía gala y la Guardia Civil dieron con él, intentó confundirles con un clásico: “Todo se trata de un error, no soy yo al que están buscando”. Todo ello en un perfecto francés.

Esta vez, los agentes tenían orden para su detención. No había nada ni nadie que lo impidiera ni que se interpusiera en la operación. Como si lo hubo hace años cuando Josu Ternera estaba perfectamente localizado. En este mayo primaveral, José Antonio Urruticoechea ya no tenía a nadie por encima del operativo para salvarle. Y en los despachos ya no hay nada que negociar.

A esta hora, estamos pendientes de su traslado a la Fiscalía de París desde la prisión francesa de Bonnevile. Allí le van a comunicar la pena que tiene en el país galo. Aquí en España tiene cuatro causas pendientes. La duda es si será entregado de forma temporal a nuestro país.

Eso sería lo normal y ese debe ser el futuro penal de Josu Ternera. Está entre rejas. Y es la gran noticia, aunque para el socialista Eguiguren estemos ante un héroe de la retirada de ETA. Pues su héroe está en la cárcel, que es donde tenía que haber permanecido estos 17 años que ha estado fugado.

Josu Ternera es protagonista en este viernes que deja otros dos nombres más. Uno es más conocido, el de la minitra Meritxell Batet. Y otro más desconocido. El del filósofo Manuel Cruz. El PSOE ha propuesto a Batet para presidir el Congreso y a Cruz para presidir el Senado, tras el veto a Miquel Iceta. En política no hay nada casual. Y estos nombramientos tampoco. Aunque Josep Borrell aseguró que la política del ibuprofeno había fracasado en Cataluña, el nombramiento de dos catalanes para presidir las dos cámaras supone un elemento más dentro de la estrategia de Pedro Sánchez para cautivar el amor de los catalanes, incluidos los separatistas.

Lo más