Antonio Herraiz: "El futuro Gobierno de socialistas y comunistas enseña la patita a la concertada"

Antonio Herraiz

Antonio Herraiz

Mediodía COPE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:59

Audio

 

PSOE y Esquerra Republicana cumplen el guión previsto en su primera reunión. Nada hacía presagiar que el primer asalto iba a terminar con acuerdo. Ni los separatistas pueden dar el sí quiero o la abstención quiero a poco de empezar el partido, ni el PSOE puede ceder de primeras lo que le piden los de Esquerra. Los republicanos no van a dejar pasar la oportunidad pero hay que vestir el muñeco. Primero para que los barones socialistas no se levanten en armas. Y segundo para que los que incendian las calles no se sientan traicionados por los suyos. Así que, tras ese encuentro la postura de Esquerra sigue siendo un 'no' a la investidura de Sánchez. Teatro o no, se verá en apenas unas semanas.

Dicen que el PSOE se niega a abandonar la vía represiva. Le llaman vía represiva cuando han paralizado todo un aeropuerto como el del Prat, han bloqueado un paso fronterizo como el de la Junquera y han incendiado durante varias noches las calles de Barcelona. Si eso es represión, pues que vayan al diccionario.

Y en medio de la negociación para facilitar la investidura de Sánchez, apenas dos días después del veloz acuerdo entre PSOE y Podemos, la Ministra de Educación en funciones, Isabel Celáa se ha pronunciado de la siguiente manera: “De ninguna manera puede decirse que el derecho de los padres a escoger una enseñanza religiososa o a elegir centro educativo podrían ser parte de la libertad de enseñanza”.

Lo ha dicho durante el Congreso Nacional de escuelas católicas. Dice Celáa que la libertad de enseñanza no implica que los padres puedan elegir ni centro ni enseñanza religiosa para sus hijos. Le ha respondido en El Espejo de COPE, José María Alvira, secretario de escuelas católica: “Se ha metido en un terreno desde luego muy discutible”.

Ni siquiera tienen los apoyos suficientes para formar Gobierno y ya ponemos en cuestión la libertad de los padres para elegir el centro para tus hijos ni el tipo de enseñanza. Esto no ha hecho más que empezar y tras el acuerdo entre socialistas y comunistas esperen cualquier cosa.