Boletín

Antonio Herráiz: "Los radicales no saben ni de respeto a las tradiciones ni a la democracia"

El comunicador de 'Mediodía COPE' analiza los últimos casos de acoso en Rentería y Barcelona

Antonio Herráiz

Antonio Herráiz

Mediodía COPE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 15:41

Audio

Lunes Santo en el que los pasos, los tronos, las imágenes que recrean la pasión y muerte de Cristo volverán a procesionar por todos los rincones de este país. Estábamos avisados pero se hace raro, muy raro que la Semana Santa coincida con la campaña electoral.

Los radicales no saben ni de respeto a las tradiciones ni tampoco de respeto a algo tan básico como es la democracia. La violencia se ha repetido este fin de semana en el País Vasco, en actos convocados por Ciudadanos y por VOX, y lo último ha sido un ataque contra la farmacia del expresidente de Baleares José Ramón Bauzá. Tras dejar el Partido Popular y fichar por Ciudadanos, ocupa el quinto puesto de la lista del partido de Albert Rivera a las elecciones europeas. Esta mañana, una de las máquinas expendedoras que hay fuera de su farmacia familiar ha aparecido con los cristales rotos.

Quien ha vivido en primera persona la ira de los violentos en esta campaña ha sido la candidata del Partido Popular por Barcelona, Cayetana Álvarez de Toledo. Esta mañana ha acudido a una entrevista en TV3. Y en el plató de la propia televisión autonómica catalana, Álvarez de Toledo ha cargado contra TV3: "Lo que pasa con TV3 es la ausencia de respeto a todas las opiniones y cómo se utiliza una televisión que es de todos para hacer daño y humillar a la mitad de los catalanes".

Por cierto, han pasado cuatro días del escrache a Cayetana Álvarez de Toledo y el rectorado de la Universidad Autónoma se ha limitado a un comunicado muy light la tarde del acoso. La fiscalía tiene ya el caso sobre la mesa.

Hablamos de la campaña electoral que deja situaciones dolorosas. No sólo por la violencia. Seguro que recuerdas el caso de Yéremi Vargas. Es el niño canario, de Vecindario cuyo rastro se perdió el 10 de marzo de 2007. Desde entonces no se ha vuelto a saber nada de él. Hoy tendría 19 años y serían las primeras elecciones en las que podría votar. Como no está de baja como fallecido, la oficina del censo ha enviado su tarjeta al domicilio familiar. Esto ha provocado gran dolor en la madre de Yéremi. No por recibir la carta. Dice que siente pena e impotencia porque su hijo no está con ella. Han pasado 12 años de la desaparición de Yeremi.

Lo más