Audio

Antonio Herraiz: "El dolor que nos espera a los españoles con el Gobierno PSOE y Podemos, según el Rey"

 

Antonio Herraiz

Mediodía COPE

Tiempo de lectura: 2Actualizado15:03

El Gobierno de PSOE y Podemos va a echar a andar con mucho trabajo por delante. Poco se ha hablado de uno de los grandes retos de España y de los principales países de la Unión Europea: el preocupante descenso de la natalidad. Apenas ofrecen respuestas y los datos son cada vez alarmantes. El desplome de los nacimientos se enfrenta a datos que deben llevar a una importante reflexión. 8 de cada 10 personas, jóvenes incluidos, ven más difícil formar una familia antes que ahora. Cambian las prioridades y lo destacaba María José Olesti, directora general de The Family Watch: “Plantearse tener una familia queda en último lugar de sus prioridades. Lo primero es viajar, conocer otras culturas, progresar en su trabajo y por último formar una familia”.

¿Qué va a hacer el nuevo gobierno para fomentar y facilitar la natalidad? Una incógnita, como tantas cuestiones clave para España.

Lo que, a esta hora, es también un misterio es el mensaje que ha querido trasladar esta mañana el Rey a Pedro Sánchez. Ha sido una conversación breve que deja un gran enigma. El presidente del Gobierno ha intentado bromear con el monarca. “Ocho meses para diez segundos”. Hasta aquí parece claro lo que ha querido decir. Lo que no es tan evidente es la respuesta del Rey. “Ha sido rápido, simple y sin dolor; a lo que ha añadido el rey: el dolor viene después”. La frase del Rey Felipe VI da pie a todo tipo de interpretaciones. ¿Qué dolor nos espera a los españoles y que va a venir una vez formado el Gobierno entre PSOE y Unidas Podemos? El dolor viene después. Seguro que tú, que nos escuchas, tienes tu propia interpretación sobre lo que ha querido decir.

Esto en cuanto al acto protocolario, reglamentario, en el que Pedro Sánchez ha prometido su cargo ante Felipe VI un día después de su investidura por la mínima. Lo previsto era que el presidente anunciara su gobierno esta misma tarde, que mañana tomaran posesión de sus carteras y que el viernes se reunieran por primera vez en Consejo de Ministros. Al final, nada de eso. Se convocó la sesión de investidura con prisa la víspera de Reyes y al final ahora todo se demora. Una más.