Audio

Antonio Herraiz: “El agua inundaba la vivienda de Kika y su hijo le decía que no quería morirse”

 

Antonio Herraiz

Mediodía COPE

Tiempo de lectura: 1Actualizado14:59

La última hora nos lleva hasta Alemania. En la ciudad de Halle, al este del país, se ha registrado un tiroteo cerca de una sinagoga. Hay al menos dos muertos muertos según nos confirma Rosalía Sánchez, corresponsal de COPE.

Vamos a estar también en Sant Llorenç. Hace justo un año, este municipio de Mallorca sufría la peor catástrofe natural de su historia reciente. Una riada brutal dejaba hasta 257 litros por metro cuadrado en apenas unas horas. Desde que la AEMET tiene registros oficiales, nunca antes había llovido tanto en Sant Llorenç. Las alertas, en este caso, fallaron.

La tormenta y el desbordamiento de un torrente que atraviesa el pueblo dejaron 13 muertos y pérdidas millonarias en viviendas e infraestructuras. Esta mañana, hemos vuelto a Sant Llorenç para recordar a las 13 víctimas y para comprobar sobre el terreno cómo se han recuperado de la tragedia.

En Mediodía COPE, hemos hablado con Kika. Hace un año acababa de dar a luz y su bebé tenía apenas un mes. El 9 de octubre estaba en casa junto a su marido y su hijo mayor de siete años. Consiguieron subir a la planta superior de la vivienda, pero vivieron momentos de mucha angustia. El bebé no tenía comida y no podían comunicarse con nadie. Su hijo mayor, les decía que no quería morirse: “Recuerdo mucha ansiedad y mucha pena”.

Un año después, los vecinos siguen preguntándose si una tragedia así podría volver a repetirse. Así que no estaría de más que se proyectaran de urgencia infraestructuras que permitan evacuar con rapidez el agua si se repite un aguacero de la intensidad de hace un año.