Audio

Antonio Herraiz:"¿Aceptará Greta Thunberg viajar a Madrid en un burro talaverano?

El comunicador de COPE reflexiona sobre el caso de Marta Calvo

Antonio Herraiz

Mediodía COPE

Tiempo de lectura: 2Actualizado15:05

Hoy es protagonista Marta Calvo Burón. Tenía 25 años y el 7 de noviembre quedó con un chico a través de Internet. No era la primera vez que lo hacía y siempre mandaba a su madre una localización por el Whatsapp. Ese es el último dato que se tiene de ella. La pista de Marta se pierde el jueves 7, a las afueras de la localidad valenciana de Manuel. En concreto en la calle San Juan.

Desde ese día, tampoco se tenían noticias de Jorge Ignacio, un colombiano de 38 años. Es el hombre con el que había quedado Marta. Tenía antecedentes por delitos de droga, prostitución y conducción temeraria. A las pocas horas de su desaparición, la madre fue hasta esa vivienda de Manuel y Jorge contestó que no la conocía. Al poco tiempo, el hombre se refugió en otra casa que tenía a unos 30 kilómetros, en el municipio de La Ollería.

Esta mañana, el principal sospechoso, Jorge Ignacio, colombiano de 38 años se ha entregado en el puesto de la Guardia Civil de Carcaixent. Lo confirmaba el delegado del Gobierno en Valencia, Juan Carlos Fulgencio: “No hay constancia de la situación de Marta pero la hipótesis que siempre ha barajado esta delegación como ustedes bien saben es que Marta no solamente desapareció, sino que sufrió una agresión violenta que posiblemente le hizo perder la vida”.

El detenido ha confesado a los agentes que mató a Marta, que descuartizó a la joven y que tiró las partes del cuerpo por diversos contenedores. Ahora la investigación tiene que cotejar si es verdad la versión del detenido y recabar pistas que puedan llevar al lugar donde habría terminado el cadáver de Marta.

Enseguida nos vamos hasta el punto en el que se ha entregado el autor confeso de la muerte de MARTA en un miércoles en el que vamos a volver a la cumbre del clima de Madrid. Una vez que los jefes de estado ya no están, parece que estas citas pierden interés. Y es todo lo contrario. Cuando los profesionales exponen el problema y posibles soluciones, cuando los científicos pueden hablar de trabajos de mucho tiempo, es el momento de tomar nota. Hay también muchos aspectos paralelos a la cumbre. Uno es el de la alimentación. Qué comen estos días los participantes en la COP25. Y luego está Gretta. Todavía no ha llegado a Madrid pero sigue acaparando protagonismo. Esta mañana la asociación de vecinos Fray Hernando de Talavera de la Reina ha hecho un medio de transporte para que llegue a la capital. Ofrecen a Greta un burro criado en la comarca talaverana. ¿No quiere fórmulas no contaminantes? Pues mejor que el tren en el que va a llegar a Madid, el burro. A ver si acepta la apuesta.