Audio

Otsanda Tolosa seguirá luchando para que se reconozca la enfermedad de su padre provocada por el amianto

 

Tiempo de lectura: 2 Actualizado14:40

Otsanda y su madre llevan luchando en los tribunales 10 años, desde que murió su padre a consecuencia de una enfermedad obstructiva crónica provocada por el amianto. Llevan 10 años y los que seguirán pleiteando hasta que la sentencia del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) sea firme. De momento, el Tribunal reconoce que la muerte de Celestino Tolosa fue a consecuencia del amianto y admite el correspondiente incremento de las pensiones que percibía su viuda.

La decisión del TSJPV revoca una resolución previa del Juzgado de lo Social número 2 de San Sebastián, que fue recurrida por la esposa y la hija del operario, quien, entre los años 1973 y 1999, trabajó como calderero en las plantas de Irún y Beasain de la empresa guipuzcoana Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF), donde el amianto "era utilizado para el montaje o la fabricación de vagones".

Antes de morir, Celestino donó sus pulmones al Hospital Valdecilla donde se encontraba hospitalizado, esta ha donación han permitido demostrar el origen de su enfermedad, "sin los pulmones de mi padre no habríamos podido demostrar la enfermedad. Él siempre durante la enfermedad nos decía que quería que su cuerpo fuera donado a la ciencia y no nos dijo que cedió sus pulmones. Cuando empezamos a mover todo el tema nos enteramos que sus pulmones estaban en el laboratorio del Hospital de Valdecilla donde le operaron. Fue una sorpresa muy grande porque era tener parte de él todavía aquí" señala Otsanda en 'Mediodía COPE', a la vez que muestra su satisfacción por lo que han conseguido su madre y ella que no han cejado en estos 10 años, "nos alegramos que nuestra lucha, que este proceso abra un camino para todas las víctimas de amianto y que las empresas sean conscientes de la protección que deben dar a sus trabajadores".

Como cabe recurso de casación ante el Tribunal Supremo, la lucha de estas dos mujeres no ha terminado, "nunca pensamos en renunciar, cuando en mayo nos dieron el varapalo mi madre y yo decidimos que seguíamos adelante porque no solo era la lucha de mi padre sino era la lucha de muchos trabajadores, ha habido momentos muy duros, pero siempre quisimos ir hasta el final y así lo haremos, seguiremos hasta el final" dice con fuerza Otsanda en COPE y recalca que no persiguen dinero, es una batalla moral, "la causa nunca ha sido económica era para poner a mi padre en su lugar y esclarecer la enfermedad de mi padre y cuando terminemos el proceso emprenderemos acciones legales contra la empresa para pedir daños y perjuicios y luego la Seguridad Social deberá hacerse cargo de la pensión que le corresponde a mi madre. Aún no nos hemos puesto a ello".

Etiquetas

  • Letf:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Lo más

  • Letf2:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado