Audio

De Haro: "Sánchez acepta la abstención de Bildu, de aquellos que defienden la herencia de ETA"

 Sánchez admite que no mete a Podemos en el Gobierno porque defienden el referendúm. Sin embargo, acepta la abstención de Bildu y la de Ezquerra

Tiempo de lectura: 2Actualizado18:42

Después del Consejo de Ministros le han preguntado a la Ministras Portavoz Celáa si no le parece excesivo que el debate decisivo de la investidura se vaya a producir 3 meses después de las elecciones generales. Y ella con mucha tranquilidad ha respondido que no es para tanto. No son para tanto 3 meses. En realidad el trabajo de verdad para la investidura lo va a empezar Sánchez la semana que viene. Y ahora ya, tenía el apoyo del partido regionalista cantábro y ahora es más fácil que el PNV le dé sus 6 disputados, ¿por qué? Bueno porque esta mañana han llegado a un compromiso con el partido socialista de Navarra, con el PNV de Navarra, Podemos y Ezquerra para que gobierne María Chivite. Es decir, va a haber un gobierno socialista con el apoyo del nacionalismo vasco y, con la abstención del Bildu, porque este gobierno no sale adelante sin la abstención de Bildu. Este gobierno supone que Bildu gana protagonismo, ya los de Bildu hoy han hecho un comunicado diciendo que hay que tener en cuenta que ellos son imprescindibles. Es curioso que Pedro Sánchez permite que al final gobiernen los socialista en Navarra con el apoyo del nacionalismo vasco y con el consentimiento negativo de Bildu tras la abstención es suficiente, y anoche Sánchez afirmaba en Telecinco que no llega a un acuerdo con Podemos por la posición que Podemos tiene en la cuestión de la autodeterminación, porque Podemos defiende el referendúm. Ya, hay discrepancias de fondo por las que no quieren meter a Podemos en el Gobierno. ¿Y qué discrepancias tiene el partido socialista no ya con Podemos sino con Bildu? Para aceptar la abstención de Bildu el partido socialista no tiene problemas, Bildu defiende la autodeterminación del País Vasco, Bilud defiende el pasado de ETA. Esquizofrenia socialista. Sánchez está dispuesto a admitir que no quiere meter a Podemos en el Gobierno porque defiende la autodeterminación pero sí acepta la abstención de Bildu y acepta la abstención de Ezquerra, la abstención de Bildu en Navarra para los socialistas y abstención de Ezquerra para la investidura de Sánchez. Y aún así Celáa dice que Sánchez no quiere depender de los independentistas. Pues el Gobierno de España si al final Sánchez sale adelante en la investidura, el Gobierno de Navarra que va a salir adelante depende de la abstención no solo de los independentistas vascos sino de los que defienden la herencia de ETA. Por muchas vueltas que le den, las palabras no cambian los hechos.