Audio

De Haro a las 18h: "En la Moncloa de Pedro Sánchez saben también jugar al billar"

Una carambola es la medida de la exhumación de los restos de Franco. Si Sánchez no Gobierna, obliga al siguiente a paralizar la decisión

Tiempo de lectura: 2Actualizado18:33

En la Moncloa de Pedro Sánchez saben hacer decretos leyes, a los que luego les cambia la fecha, para que tengan más impacto electora, en la Moncloa de Pedro Sánchez saben hacer fotos de Pedro Sánchez en el Falcón, de Pedro Sánchez con gafas de sol, en Moncloa saben elegir las fechas de elecciones y este viernes hemos descubierto que en la Moncloa de Pedro Sánchez saben también jugar al billar.

Antes lo hemos contado, el Gobierno, aunque la cosa depende de la decisión del Supremo, le ha puesto fecha a la exhumación de Franco: el 10 de junio.

En realidad es una fecha escrita en el aire porque la familia ha pedido al Supremo que paralice esa decisión. Y lo lógico es que se acepte la petición hasta que se decida el fondo de la cuestión. Pero al Gobierno le da lo mismo, porque a juzgar por las reacciones, ha conseguido ya cuatro carambolas.

Primera carambola. Al Gobierno le viene muy bien que crezca Vox, esto no es Andalucía, y cuanto más voto haya para Vox y menos para el PP, más fácil será que la fragmentación del voto de la derecha permita gobernar a la izquierda. A Vox le ha faltado el tiempo para reaccionar en su cuenta oficial de twitter asegurando que el Gobierno miente porque no se atreverá a profanar una sepultura. El Gobierno de Sánchez se apunta el primer tanto dándole munición a Vox que tiene tendencia alcista en las encuestas.

Segunda carambola. El Psoe en las últimas semanas está consiguiendo crecer en intención de voto a base de reconquistar a los que fueron votantes de Podemos. Contra Franco Sánchez hace menos necesario el voto a Podemos. Y la prueba es que esta tarde las reacciones de los líderes del partido morado, que saben que le están quitando votados, han sido incendiarias. Pablo Echenique, secretario de Organización, ha calificado la medida de "manoseo electoral de la memoria histórica". Pablo Iglesias, ha criticado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por «incumplir» sus promesas en materia de Memoria Histórica. La virulencia de las críticas certifica el éxito.

La medida de la exhumación es para el 10 de junio, si Sánchez no Gobierna, obliga al siguiente Gobierno a paralizar la decisión y a parecer como franquista. Teodoro Garcia Egea se ha dado prisa en caer en la trampa y ha publicado en un tuit: afortunadamente para España Sánchez no estará en el Gobierno

Condiciona la justicia. Carambolas muy eficaces de un billar sin escrúpulos.

Etiquetas