La calidad del aire de Madrid, a examen

Un proyecto de la AEMET estudiará las emisiones de dióxido de carbono y de metano en la capital española

 

Redactor de 'La Tarde'

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 18:40

Conocer la concentración de los gases de efecto invernadero puede ser posible a corto plazo. Hasta ahora, las medidas que se conocen corresponden a inventarios estimados y no a datos reales. Por eso, la Agencia Estatal de Meteorología se ha propuesto conocer al detalle la cantidad de Dióxido de carbono y de Metano que hay en el ambiente de nuestras ciudades. El proyecto, pionero en nuestro país, se realizará en Madrid, donde se tomarán medidas antes de que la masa de aire entre en la ciudad y después de que pase por la capital. Omaira García es la investigadora responsable de este proyecto y ha explicado en 'La Tarde' cómo se va a desarrollar: "En esta campaña utilizaremos un instrumento que se denomina espectómetro por Transformada de Fourier, que se situará en cinco puntos del área metropolitana de Madrid. La responsable de este proyecto".

Estos aparatos no solo permitirán conocer la cantidad de dióxido de carbono y de metano que hay en nuestro ambiente, sino que también ofrecerán los flujos de emisiones, esto es, "saber cuánto emite la ciudad en una unidad de tiempo", ha aclarado la investigadora. "Con los flujos de emisiones, además de saber cuántas moléculas de un gas emite la ciudad, necesitamos saber en cuánto tiempo lo emite", ha detallado García. 

Gases efecto invernadero 

El dióxido de carbono y el metano son gases que perduran mucho más en el tiempo que el ozono y el óxido nitroso, los gases que en los últimos tiempos han aumentado en ciudades como Madrid y Barcelona, donde incluso han provocado restricciones en el tráfico de vehículos. Esos son los gases relacionados con la calidad del aire. "Los gases de efecto invernadero tienen efectos en el clima, en el aumento de la temperatura del planeta", comenta la responsable de este proyecto.

Estimaciones de los gases

El objetivo del estudio es "cuantificar lo que realmente emite la ciudad" puesto que los datos que se conocen actualmente corresponde a estimaciones indirectas. Se conoce el número de vehículos que circulan, los motores que utilizan y el combustible que lleva cada uno, por lo que a raíz de esos datos se realizan unas aproximaciones de las emisiones que pueden producir en nuestro ambiente. 

Por otro lado, Omaira García ha destacado la importancia de comprobar si los inventarios de emisiones son reales, "si hay sobreestimación o subestimación de las emisiones" y también "conocer si las políticas de control de emisiones están funcionando y van a funcionar a medio y largo plazo".

En tan solo dos semanas conoceremos si la calidad de nuestro aire es mejor o peor de lo que siempre hemos pensado. La responsable de este trabajo, coordinado por la AEMET y el Ministerio para la Transición Ecológica, es Omaira García, investigadora del Centro de Investigación Atmosférica de Izaña. Omaira buenas tardes...

Lo más