Boletín

Audio

De Haro a las 18h: "Los líderes independentistas siguen negando lo evidente"

El presentador de 'La Tarde' analiza las conclusiones finales del Juicio del procés, probablemente uno de los más importantes 

Tiempo de lectura: 2Actualizado18:33

En estos momentos en el Tribunal Supremo está teniendo lugar el final del juicio más importante, el juicio por el proceso de secesión de Cataluña. Están interviniendo los acusados. Es Dolores Basa quien habla. En unos minutos, el juez Marchena lo dejará visto para sentencia. TEmpezó el 12 de febrero, y los acusados han hecho uso de su último turno de palabras. Es como si no hubiera sucedido nada. Desde el 12 de febrero hemos oído los testimonios de quien ha explicado que se preparó un golpe a la constitución, en contra de las advertencias del Tribuanal Constitucional, con dinero público, sin frenarse ante las advertencias de los Mossos que dijeron que podría haber violencia. Hemos escuchado el relato de un asalto a las Instituciones del Estado utilizando al propio Estado, hemos oído cómo se produjo el cerco a la Consejería de Economía, como un hubo un tumulto guiado por los Jordis, que habían tomado el control, cómo se sustituyó a la autoridad legalmente constituida, cómo se atacaba a los Guadias Civiles y los acusados han vuelto a los argumentos utilizados a mitad de febrero. En contra de toda evidencia han asegurado que eran políticos, que solo estaban ejerciendo el derecho al voto. Junqueras, que se ha puesto muy poetico, ha pedido que se vuelva a la política, que no se judicialice lo que se hizo.

Quien judicializó la situación fueron los líderes que optaron por una vía ilegal. pero pretender que los acusados no merecen escrutinio y quizá reproche penal solo se explica si pensamos que pertenecen a una clase de personas que está por encima de la ley. El odio nunca ha construido nada y solucionado nada. La secretaria juidicial, los Guardias Civiles una patada brutal en la cabeza", motivo por el que se detuvo a un votante. El mismo día testificará el agente al que lanzaron una silla en Sant Joan de Vilatorrada (Barcelona), una de las imágenes virales del día de la votación. Otro agente herido en Callús (Barcelona) causó baja por una "inflamación testicular" tras una patada de un votante. En Garrigàs (Girona), un guardia "fue agredido con un juego de llaves que le golpeó en la frente". Ya digo, esta conclusión final de los acusados busca propaganda en contra de la realidad. Los líderes independentistas siguen donde estaban: negando lo evidente.