En 'La Noche'

¿Tienes un perro peligroso? ¿Cumples la ley?

"La moda es una de las razones que ha incrementado la tenencia de perros potencialmente peligrosos”. Lo dice la fundadora de www.toppercan.es, Marisa Rodríguez, que es una web especializada en el mundo canino. El problema es que para tener un perro de los denominados “PPP” (Perros Potencialmente Peligrosos) hay que cumplir unas normas y las estadísticas dicen que 3 de cada 4 propietarios de este tipo de perros reconocen desconocer la ley.

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 11:32

El número de estos animales se ha disparado en los últimos 5 años y por poner un ejemplo, en Madrid hay más de 8.500 perros de este tipo mientras que hace cuatro años eran 4.600. Además de la moda dice Marisa Rodríguez que hay otros motivos para tener este tipo de animales ‘gente que les conviene ese tipo de raza por el tipo de vida que llevan y que suelen ser bastante responsables; personas que los adquieren para usarlos en peleas de perros; y otros los adquieren para vigilar casas’.

Lo primero que debemos saber es que tipo o raza de perros se consideran potencialmente peligrosos y para eso nos dice Marisa que hay una lista de los considerados como tales y además existe un anexo que nos indica cómo es un perro de cualquier otra raza, que por sus características deba ser considerado como tal.  

‘La ley quiere ayudar a que este tipo de perros no vaya a manos equivocadas y dice que has de tener una fuerza física mínima, no tener ningún tipo de problema psicológico, no tener antecedentes penales y tener una licencia y un seguro de responsabilidad civil que cubra desde 120.000 euros’ nos dice Marisa Rodríguez.

Las sanciones por no cumplir estas normas, además de económicas pueden incluir la retirada del perro hasta que el propietario no tenga la licencia y si no la acredita en un período de tiempo, podría perder la propiedad del animal

En nuestro país apenas existen leyes que regulen la tenencia de Perros Potencialmente Peligrosos por lo que es necesaria más regulación, aunque lo que más falta hace, es concienciación entre los propietarios de este tipo de mascotas.

Lo más